Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 22 de julio de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Martes, 18 de julio de 2017 00:00

El escenario europeo mejora pero la capacidad de crecimiento sigue siendo poco ilusionante

Intermoney | La agenda del día será poco exigente, incluso, si echábamos la mirada atrás y observábamos la sesión asiática. De hecho, lo más interesante en EEUU será la evolución de los flujos netos de activos de mayo para comprobar con un dato real la confianza de los inversores en la mayor economía del mundo, si bien dicha información llegará con el cierre de los mercados estadounidenses. Así, en clave americana, permaneceremos a merced de las impredecibles noticias políticas y de los resultados empresariales del 2tr17.

 

De acuerdo con la última encuesta realizada por el Washington Post y ABC News, sólo el 36% de los estadounidenses aprobaba la gestión de Trump, lo cual implica una caída de -6 p.p respecto a las cifras cosechadas en abril. Además, el 48% de los encuestados consideraba que el papel de EEUU en la escena mundial se ha debilitado.

 

Asimismo, los problemas internos continúan atenazando a Trump y la propuesta de ley sanitaria impulsada por el Gobierno estadounidenses era echada por tierra en el Senado después de que otros dos legisladores republicanos anunciaran su oposición al texto, uniéndose así a los otros dos senadores republicanos que daban la espalda a la propuesta del gabinete de Trump. Los problemas van más allá, pues aparte de los cuatro republicanos opuestos hay una decena que se habían mostrado reticentes a la nueva propuesta. Luego, la oposición de los cuatro republicanos y los 48 senadores demócratas unidos en bloque, hacen que la derogación del “Obamacare” esté siendo una odisea para el Presidente.

 

A diferencia del impredecible Trump, la cita con las cuentas empresariales sí será una realidad que llevará a los inversores a estar atentos a los números y, sobre todo, a la actualización de las perspectivas de: Bank of America, Goldman Sachs, IBM y Johnson & Johnson. Unas citas que no serán las únicas porque en Europa también tendremos resultados corporativos entre los que sobresaldrán los de Novartis y Ericsson, mientras que en España destacarán las cuentas de Enagás.

 

Más allá de las cifras empresariales,la confianza de los inversores y analistas alemanes será “lo más granado” del día en la zona euro, aunque los índices del instituto ZEW confirmen lo esperado. El subíndice de situación actual continuará próximo a máximos históricos al recoger el buen desempeño de la actividad en Alemania y el escenario de tranquilidad en la UEM que favorece a la economía germana, mientras que las expectativas se mostrarán más modestas aunque no podrán considerarse preocupantes. Los desafíos para la economía germana no desaparecen y, en especial, los ligados a su entorno más cercano.

 

Por ejemplo, la segunda pieza clave de la zona euro, Francia, todavía tiene que hacer los deberes para recuperar el vigor perdido tiempo atrás. Una situación que era recordada por el FMI al calificar de “oportunidad única” para Francia el margen que dará la recuperación de la actividad para afrontar la debilidad de las finanzas públicas (gasto previsto Comisión Europea 56,0% y déficit 3,0% en 2017) y los actuales niveles de desempleo (9,6%), al tiempo que consideraba prioritario recuperar la competitividad perdida.

 

No obstante, el organismo internacional daba su beneplácito a los planes de Macron al considerar “amplias y ambiciosas” las leyes impulsadas para reformar el mercado laboral y “apropiado” el acento puesto en el ajuste del gasto público, aunque a este respecto se apuntaba la necesidad de realizar un “esfuerzo excepcional” en línea con lo ya señalado por el ente fiscalizador de las cuentas galas. El escenario europeo mejora pero, de cara al medio y largo plazo, la realidad es que la capacidad de crecimiento sigue siendo poco ilusionante. De hecho, a pesar de las buenas palabras y las revisiones al alza, el FMI sitúa el avance de Francia en el 1,5% este año y algo por encima en 2018.

 

Junto a los desafíos en Francia, también perduran los ligados a la banca italiana y el saneamiento de los 350 mm. € que atesora en préstamos que atraviesan dificultades. De acuerdo con Morgan Stanley, la convergencia de los niveles de estos préstamos con el promedio europeo podría demorarse hasta 10 años, debiendo recordar que en base a datos del BCE están cubiertos en cerca de un 80% (provisiones + colaterales de los préstamos morosos) y el coste de recuperación de los mismos se estima en algo más del 20% del valor actual neto de las garantías.

 

En suma, los anteriores son sólo algunos ejemplos de los problemas que todavía perduran en la zona euro y que nos llevan a ser más prudentes con las expectativas del índice ZEW alemán. Sin embargo, no esperamos que este dato revolucione el mercado, al igual que ocurrirá con la encuesta del BCE de condiciones del crédito bancario en la UEM durante el 2tr17. A comienzos de año, esta encuesta reveló que las condiciones de los préstamos a empresas y a hogares para la adquisición de vivienda se relajaban y las vinculadas al crédito al consumo se tornaban todavía más favorables para el conjunto de la zona euro. Así, apuntaba que el problema para la banca de la Eurozona radicaba en la demanda, esperando que se repita este patrón en su nueva edición que conoceremos hoy.

 

Por último, sólo queda hacer mención a una tasa de inflación que en Reino Unido rondará el 3% a. en el mes de junio, cuestión que competirá en importancia con los últimos mensajes lanzados por el BoE y vinculados con el método de fijación del Libor. El presidente de la entidad, Mark Carney, defendía que su cálculo se base en operaciones reales y no en “juicios de los bancos”.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.