Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 15 de diciembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Martes, 17 de octubre de 2017 00:00

El BoCh dejará claro que en caso de necesidad apuntalará el yuan e inyectará liquidez en el sistema

Intermoney | El Congreso del Partido Comunista de China acaparará muchos titulares en los próximos días, incluso, antes de su inicio a mediados de semana.

 

Desde la perspectiva de los mercados, las miradas estarán puestas en cualquier información respecto a las metas de crecimiento, la restructuración de las empresas públicas, los ajustes en ciertos sectores, los compromisos para poner coto al apalancamiento, los gestos en clave de política monetaria y la vigilancia de los flujos de capitales.

 

En principio, el discurso oficial y políticamente correcto debería apuntar la continuidad de las reformas en el ámbito de las empresas públicas y un férreo compromiso para reducir la elevada deuda a nivel nacional. En ambos casos, se espera una política continuista respecto a los últimos años, si bien algunas reformas podrían acelerarse de ampliar el presidente Xi Jinping su control de áreas clave. Así, podríamos asistir a más casos de privatizaciones parciales y fusiones entre empresas públicas para crear campeones globales. Mientras tanto, desde la perspectiva de la deuda, la necesidad de atajar este lastre es clara ya que, de acuerdo con los últimos datos del Banco Internacional de Pagos (BIS), la deuda no financiera de China se situaba en el 257,8% del PIB al finalizar el primer trimestre de 2017.

 

Sin embargo, aunque los inversores permanecerán muy atentos a los mensajes en clave económica, la realidad es que estaremos ante un evento eminentemente político y debe interpretarse como tal. La prioridad en esta cita quinquenal es la renovación de los organismos de decisión como el Comité Central, el Politburó y el Comité Permanente del Politburó, lo cual se acompañará de directrices y mensajes de carácter eminentemente político. Esto último dificultará la interpretación de ciertas cuestiones, aunque las autoridades chinas se encargarán de lograr la tranquilidad en los mercados. En caso de necesidad, el BoCh apuntalará el yuan e inyectará liquidez en el sistema y “el equipo nacional” se encargaría de estabilizar las Bolsas.

 

De momento, las autoridades chinas ya han empezado a generar un entorno proclive para la tranquilidad estos días y el gobernador del BoCh señalaba la aceleración de la actividad: “El impulso del crecimiento económico ha rebotado en la primera mitad del año, con una tasa de avance del 6,9%, y se espera que en la segunda mitad alcance el 7%”. Luego, de cumplirse esta previsión, el PIB chino del tercer trimestre de 2017 no desaceleraría como esperamos el próximo jueves, aunque estos datos podrían verse distorsionados por el propio momento de la publicación.

 

La apertura positiva de los mercados bursátiles chinos, con el yuan volviéndose a depreciar hasta 6,6108 USDCNY, generarán un escenario proclive a la tranquilidad que no se verá alterado por los datos en Europa. La confianza de los analistas e inversores alemanes, recogida por el instituto ZEW, mejorará en octubre con el índice de situación actual en niveles máximos, poniendo en valor los buenos datos alemanes y el favorable desempeño de la Bolsa germana, a pesar de unas conversaciones para conformar gobierno en Alemania que muestran ciertos desafíos.

 

Las cifras finales de septiembre del IPC de la UEM tampoco alterarán los ánimos, pues confirmarán su estabilidad en el 1,5% a. con la inflación subyacente permaneciendo en 1,3% a. (teniendo en cuenta alcohol y tabaco). Unos datos mejorables, pero alejados de niveles de alarma y que, además, dan respaldo a los comentarios de Draghi y Constâncio mostrando su confianza en la capacidad de conseguir las metas inflacionistas del BCE en el medio plazo. No obstante, también es cierto que su posición obliga a generar confianza en las acciones de la institución. De hecho, en el día de hoy, Constancio participará en un foro sobre estabilidad financiera en Lisboa y su discurso no debería variar respecto al conocido, al igual que ocurrirá con el economista jefe del BCE (Praet) que prolongará su carrusel de intervenciones.

 

A diferencia de la Eurozona, la jornada en Reino Unido se presentará bastante interesante al convivir la aceleración del IPC británico hasta 3,0% a. en septiembre (2,7% a. subyacente) con la intervención del gobernador del BoE ante el Comité del Tesoro del Parlamento. El mercado, en base a la curva OIS en libras, asigna una elevadísima probabilidad a un incremento de los tipos por parte del BoE en 25 p.b hasta 0,5% noviembre, en un entorno en el que las organizaciones empresariales hacen presión en contra de este posible movimiento y la actividad apunta una senda de clara moderación.

 

El problema es que las alzas de la inflación sí están pasando factura a las decisiones de los agentes económicos en Reino Unido y, a pesar de que estén muy vinculados a los efectos indirectos del “Brexit” vía depreciación de la divisa, el banco central inglés tiene motivos para endurecer su política monetaria. Una posibilidad que puede apuntar Carney, jugando a favor de la libra y las ventas de deuda soberana británica durante la jornada de hoy.

 

Junto a Reino Unido, tampoco habrá que perder de vista a Estados Unidos, donde la producción industrial se repondrá parcialmente del bache de agosto y el uso de la capacidad mejorará tímidamente hasta 76,2%. Dos cuestiones que no deben ser minusvaloradas, pues confirmarán la resistencia de la economía estadounidense que apuntala los máximos en las Bolsas y, a su vez, es suficiente para respaldar una nueva subida de tipos en diciembre por parte de la Reserva Federal. El presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, aunque sin derecho a voto en el FOMC, insistía en la subida de diciembre y planteaba de tres a cuatro en 2018. Un planteamiento excesivo y poco realista, pero que junto a los datos puede ayudar a mantener las ventas en los treasuries. Por último sólo quedan señalar algunas citas de hoy con los resultados empresariales: Goldman Sachs, IBM, Johnson & Johnson, Morgan Stanley.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.