Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 13 de diciembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Martes, 16 de enero de 2018 08:30

La buena marcha de la economía compensará la pérdida de competitividad de la fortaleza del euro

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Ayer asistimos a una jornada de transición en las bolsas europeas, sesión que, con una agenda macro liviana y sin la referencia de Wall Street, fue aprovechada por algunos inversores para realizar algunos beneficios en valores que habían subido mucho en los últimos días.

 

Ello provocó que desde poco después de la apertura los índices europeos se situaran en negativo, manteniéndose así hasta el cierre de la sesión.

 

Así, fueron la fortaleza del euro, que alcanzó su nivel más alto frente al dólar desde diciembre de 2014, y la quiebra de la constructora británica Carillion, las dos “grandes noticias” del día. En lo referente al euro, y como ya hemos señalado en alguna ocasión, su fortaleza puede terminar pasando factura a muchas compañías cotizadas, que tienen la mayoría de sus costes en esta divisa pero que venden gran parte de su producción en dólares. Igualmente, la fortaleza del euro frente al dólar perjudica a las compañías europeas con actividad en Estados Unidos a la hora de convertir sus resultados. En principio, y si el euro no pasa de estos niveles, creemos que la fortaleza del crecimiento económico y su impacto en los resultados empresariales compensarán esta pérdida de competitividad. Sin embargo, de seguir escalando posiciones la divisa comunitaria, puede convertirse en un verdadero lastre para los mercados de valores europeos.

 

Por su parte, la quiebra desordenada de Carrillion, que no ha podido alcanzar un acuerdo de refinanciación con sus bancos acreedores, provocó ayer en la Bolsa londinense reacciones contradictorias. Así, las compañías proveedoras de Carrillion fueron duramente castigadas –las acciones de la constructora fueros suspendidas desde primera hora del día–, mientras que las de sus competidoras directas celebraron con alzas la caída de la compañía.

 

Por lo demás, comentar que la falta de la referencia de Wall Street, mercado que se mantuvo cerrado por la celebración del Día de Martin Luther King Jr., se dejó notar en la actividad en las plazas europeas, que fue algo inferior a lo que viene siendo habitual en las últimas sesiones.

 

Hoy esperamos una sesión bastante similar a la de ayer, aunque en principio apostamos por una apertura al alza de los principales índices bursátiles europeos. En la agenda macroeconómica destaca principalmente la publicación de las cifras definitivas de la inflación de diciembre en Alemania, Italia y el Reino Unido. En principio, no se esperan sorpresas, aunque cada vez son más las voces que están alertando de un posible repunte inesperado de la inflación en los próximos meses, consecuencia de la fortaleza que están mostrando las principales economías desarrolladas.

 

Por la tarde, y ya en Estados Unidos, se dará a conocer el índice de manufacturas de Nueva York, el Empire State Index, correspondiente al mes de enero, uno de los primeros índices regionales que se publican en este país y que servirá para hacernos una idea de con qué fuerza ha iniciado el ejercicio la actividad industrial en esta región. Por lo demás, y ya en el ámbito empresarial, destaca la publicación de las cifras de ingresos y ventas de algunas importantes compañías europeas y, sobre todo, la de los resultados del Citigroup, correspondientes al último trimestre del pasado ejercicio. Cómo ya hemos señalado en anteriores comentarios, para analizar los mismos habrá que obviar el impacto que a corto plazo ha tenido la reforma tributaria y centrarnos en las cifras subyacentes.

 

Finalmente, recordar que a finales de semana el Gobierno Federal estadounidense se quedará sin fondos si no se alcanza un acuerdo para su financiación. De momento el tema está supeditado a un acuerdo bipartidista sobre inmigración, algo que parece no va a ser tan sencillo de lograrse. El mercado a estas alturas da solo un 30% de probabilidad de que se produzca un cierre del Gobierno Federal. No obstante, y a medida que avance la semana este tema irán ganando protagonismo y puede terminar afectando a los mercados de valores estadounidenses y, por simpatía, al resto de bolsas occidentales. Por tanto, habrá que seguir las negociaciones de cerca para estar preparados ante cualquier posible escenario.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.