Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 20 de mayo de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Viernes, 15 de febrero de 2019 08:00

El parlamento rechaza el plan B de Theresa May, ¿podrá sacar adelante su programa para el Brexit?

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | La publicación en Estados Unidos de unas cifras de ventas minoristas, correspondientes al mes de diciembre, mucho peor de lo esperadas provocó que los principales índices bursátiles europeos se girarán ayer a la baja, cerrando con ligeros descensos.

 

 

La fuerte caída experimentada por esta variable en el citado mes, la más pronunciada desde el mes de septiembre de 2009, cuando el país atravesaba por una fuerte recesión, sorprendió a propios y extraños, sobre todo teniendo en cuenta la fortaleza mostrada en los últimos meses por el mercado laboral. Además, la mayoría de las compañías de distribución minoristas ya han publicado sus cifras correspondientes a la campaña navideña, siendo en general bastante positivas, por lo que los datos conocidos ayer no cuadran con lo esperado.

 

Una posible explicación es que los consumidores moderaran su consumo como consecuencia del fuerte castigo que estaban recibiendo en el mes los mercados de valores estadounidenses, entrando en juego lo que se conoce como “efecto riqueza”. Otro posible factor que pudo tener un efecto negativo en el comportamiento de los consumidores fue la batalla política en Washington, que acabó con el cierre parcial del gobierno Federal. Lo cierto es que el dato es preocupante, teniendo en cuenta que, hasta el momento, la economía estadounidense se había mostrado muy resistente, a pesar de la ralentización económica global y del complejo escenario político al que se enfrentaba. Cabe recordar que el consumo privado representa aproximadamente dos terceras partes del PIB del país, de ahí la relevancia que para la marcha de la economía estadounidense tienen las ventas minoristas.

 

La reacción de los analistas fue inmediata, con múltiples revisiones a la baja del crecimiento anualizado del PIB del 4T2018, el cual han situado ahora más cerca del 2% que del 3% que manejaban anteriormente. En los mercados el impacto de estas cifras fue relevante, con los bonos subiendo con fuerza tanto en Europa como en Estados Unidos, los que recortó drásticamente sus rentabilidades -la del bono 10 años alemán cerró ayer por debajo del 0,10%-. Por su parte, los mercados de valores sintieron también el impacto, en esta ocasión de forma negativa, con los sectores más ligados al ciclo como los más penalizados.

 

Además, durante las últimas horas de la sesión se supo que en las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China comienzan a aparecer ciertos obstáculos, sobre todo en torno a las exigencias estadounidenses de que el país asiático lleve a cabo reformas de tipo estructural, sobre todo para la defensa de la propiedad intelectual y para evitar el robo de tecnología. Era de esperar que en estos puntos ambas partes chocaran, pero seguimos esperando un acuerdo de mínimos antes de la fecha límite del 1 de marzo, no considerando en nuestro escenario base que Estados Unidos incremente en esa fecha sus tarifas arancelarias a las importaciones china.

 

Por último, comentar que también en el ámbito político, ayer destacó la nueva derrota de la primera ministra británica, Theresa May, en el Parlamento. Así, su plan B fue rechazado nuevamente por 303 votos en contra frente a 258 a favor. Si bien la votación no es vinculante, esta derrota resta “credibilidad” a la primera ministra frente a sus socios en la UE, que dudan ahora, y con razón, de la capacidad de May de sacar adelante su programa para el brexit. Siguen pasando los días y este tema parece estar más enquistado que nunca, lo que comienza a poner nerviosos a muchos inversores.

 

Hoy, en principio, esperamos que los mercados de valores europeos abran ligeramente a la baja, y ello a pesar de que los principales índices de Wall Street fueron capaces de conjugar al final de la sesión gran parte de las pérdidas que había provocado la publicación de la mencionada cifra de ventas minoristas, cerrando el Dow Jones y el S&P 500 con moderados descensos y el Nasdaq Composite con un ligero avance. Tras los fuertes avances de comienzos de semana es normal que los inversores opten por realizar algunas plusvalías, sobre todo teniendo en cuenta el complejo escenario económico y político al que se enfrentan los mercados. En este sentido, hoy los inversores seguirán muy atentos a los comunicados que emitan tanto Estados Unidos y China al término de la segunda jornada de reuniones a un alto nivel, comunicados que servirán para hacernos una idea de cómo de cerca/lejos se encuentran ambas partes.

 

Además, señalar que esta madrugada se han conocido en China los datos de inflación del mes de enero. Así, tanto los precios de consumo como los industriales han mostrado gran debilidad, lo que aumenta las dudas sobre el estado real de esta economía. Malas noticias para los valores de corte más cíclico, muy dependientes en su conjunto de la demanda proveniente desde China. Por lo demás, comentar que en la agenda macro del día destaca la publicación en España de los datos finales del IPC de enero, en el Reino Unido de las ventas minoristas del mismo mes, y en Estados Unidos del índice manufacturero de Nueva York de febrero, de la producción industrial de enero y de la lectura preliminar del mes corriente del índice de sentimiento de los consumidores, indicador éste adelantado del consumo privado y que está previsto que muestre cierta recuperación, apoyado en el mejor comportamiento de las bolsas y en la apertura del gobierno Federal. Además, y en lo que a la presentación de resultados trimestrales hace referencia, hoy destacan en las distintas plazas europeas los de la aseguradora alemana Allianz, los del Royal Bank of Scotland, los de la petrolera italiana Eni y los de la sueca Saab. En Wall Street publican PepsiCo, Moody’s y Deere, entre otras compañías. Habrá que seguir muy de cerca lo que digan sus gestores sobre el devenir de sus negocios en los próximos trimestres. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.