Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 24 de junio de 2018

De la mejor a la peor semana, pasando por la FED y el BCE, con Ucrania de fondo: Si hace dos semanas veíamos los máximos históricos en los mercados americanos, de 5 años en Europa y de tres años en España, la pasada fue una de las peores semanas del año. Paradójicamente si la subida fue alimentada por la posibilidad de que el BCE inicie una QE y por la matización de la FED de que su política de tipos no ha variado, la caída de los últimos cinco días ha tenido como excusa la interpretación contraria. Ahora se descuenta por el mercado, que la disposición de los bancos centrales a seguir con políticas laxas, se puede deber a que la recuperación de la economía no sea tan sólida como se veía hasta ahora.

La emisión de Grecia confirma el apetito por papel de la periferia en este arranque de 2014. El Tesoro de Grecia consigue colocar deuda a cinco años (ver primera página del informe) y se une a la batería reciente de emisiones de agentes periféricos, que están aprovechando unas condiciones de financiación ventajosas para acceder al mercado. En el caso de España y durante 1T14, el volumen de emisiones realizado, excluyendo al Tesoro, asciende ya a casi 30.000 millones de euros, frente a los 65.000 millones de todo 2013. El alargamiento de plazos o la emisión de instrumentos con un perfil de riesgo elevado (más deuda con rating inferior a investment grade, deuda híbrida en el caso de los bancos) son señales que confirman que el apetito por papel periférico está siendo elevado en los primeros meses del ejercicio.

En la reunión del pasado 18 y 19 de marzo la Fed decidió mantener su política monetaria sin cambios. Mantuvo el ritmo de reducción del Programa de Compra de Activos (QE3) en -10.000M$ hasta los 55.000M$/mes (25.000M$ en MBS y 30.000M$ en Bonos del Tesoro) y también el tipo director en 0%/0,25% y se mantendrá en este nivel mientras no exista “máximo empleo” y la inflación se aproxime al objetivo de 2% fijado por la Fed.

Jornada de transición ayer, moderadamente alcista en Europa. Por el frente macro, tan sólo se publicaron la Balanza Comercial de Reino Unido que registró una mejora del déficit y en EE.UU. los inventarios empresariales en línea. Los resultados de Alcoa animaron la apertura de WS con moderados avances en día huérfano de resultados en el frente corporativo. Tal como esperábamos, la modulación del mensaje de la Fed hacia un enfoque más “dovish” y pro- crecimiento (mercado laboral) sirvió de catalizador para las bolsas que repuntaron con alegría (S&P +1%, Nasdaq +1,7%), así como para los bonos (Tir T-Note desde 2,72% hasta 2,67%). Por su parte el dólar se vio debilitado (desde 1,379 hasta 1,384). 

La Comisión Europea (CE) aprobó ayer nuevas reglas que restringirán las ayudas públicas a las energías renovables y obligarán a integrar progresivamente en el mercado la electricidad producida a partir de estas fuentes. El objetivo de esta normativa es que en el futuro el apoyo a las renovables se haga "de forma más inteligente, menos costosa y menos distorsionadora", según explicó el vicepresidente y comisario de Competencia, Joaquín Almunia.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.