Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 24 de junio de 2018

Intermoney | Estados Unidos será la economía que más actividad abarque en la semana que comienza, tanto en el ámbito de la política monetaria como en el de indicadores macro. En lo referente a la Reserva Federal, el miércoles se publicarán las actas del último encuentro del FOMC.

CaixaBank Research | El próximo 20 de agosto, Grecia finalizará su tercer programa de asistencia financiera desde 2010. Finalmente, la economía helena parece que se encuentra en una posición mucho más sólida. En particular, Grecia volvió a anotar tasas de crecimiento positivas en 2017 y se espera que mantenga un ritmo de avance alrededor del 2% en los próximos dos años. También es destacable que el saldo fiscal primario se mantiene cerca del 4,0% del PIB desde 2016, uno de los niveles más altos de la UE.

Intermoney | Las cifras de la balanza comercial de la UEM relativas al mes de marzo publicadas hoy han reflejado un descenso de las exportaciones del 2,9% en comparación con marzo de 2017. En efecto, esa primera estimación fue de 199.900 millones de euros, frente a los 205.900 millones de euros del años pasado.No obstante, más que los datos, lo más interesante del comercio internacional lo encontraremos, de nuevo, en las declaraciones políticas.

Paula Sampedro (Link Securities) | Las Bolsas europeas consiguieron cerrar ayer con notables subidas, a pesar de la incertidumbre política por la que atraviesa Italia, que hizo que el principal índice bursátil de este mercado oscilara arriba y abajo durante toda la sesión.

J.L.M. Campuzano ( AEB) | Nos hacemos eco del reciente estudio del FMI sobre la evolución de la economía europea.Todos los países europeos experimentan ahora crecimiento, siendo necesario apuntalar esta dinámica con reformas estructurales que aumenten el crecimiento potencial y la mejor financiación para conseguirlo. Interesante uno de los gráficos que muestra la institución supranacional referido a las barreras existentes para la inversión.

 

 

Desde la mayor preocupación centrada en el riesgo de cuellos de botella en el empleo cualificado, la incertidumbre hacia el futuro de la Unión, la regulación y costes de energía hasta la menor inquietud sobre la financiación adecuada, infraestructuras y la transformación digital. Los desafíos a los que se enfrenta Europa en estos momentos requieren tener un sector financiero sólido y ágil, de forma que alcance la complementariedad entre unas entidades de crédito que proporcionen la mejor financiación y servicios financ ieros a un coste adecuado al mismo tiempo que un mercado de capitales profundo e integrado.

 

La mejora de la rentabilidad sigue siendo uno de los principales retos para las entidades de crédito europeas. Y la están enfrentando con una combinación de estrategias que van desde el ajuste y consolidación del sector hasta la mayor eficiencia conseguida a través de un proceso de digitalización que marca el cliente. El FMI resalta en su informe el ajuste de la morosidad acumulada en la crisis, bajo un proceso que la hace compatible con un crecimiento de la nueva financiación mayor que el propio crecimiento nominal de la economía europea.

 

A todo lo anterior se debe añadir la sostenibilidad del crecimiento, considerando el desafío del cambio climático que como sociedad tenemos que enfrentar. Los bancos son esenciales para financiar la prosperidad y tienen por tanto un papel fundamental a la hora de hacer posible combinar un elevado crecimiento hoy sin hipotecar a las futuras generaciones. Y bajo un contexto de inclusión económica que se distribuya a toda la sociedad.

 

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.