Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 18 de diciembre de 2017
Publicado en OPINION Jueves, 10 de agosto de 2017 00:00

El éxito de las OPVs: Seis de las últimas siete salidas a Bolsa están en positivo

Fernando Barciela | En España se ha ido extendiendo una especie de leyenda urbana según la cual las OPVs no funcionan y acaban provocando, casi siempre, pérdidas a los inversores.

 

Es posible que eso haya sido así en alguna etapa pasada, pero no en la actualidad, algo que a lo mejor se debe a que la mayor parte de las actuales OPVs van destinadas casi exclusivamente a inversores institucionales, lo que obliga a afinar mucho el diseño de las operaciones.

 

La realidad es que de las siete últimas grandes OPVs, las de este año y el pasado, seis están en positivo, y solo una en negativo. Incluso si incluimos las 20 de los últimos cuatro años, hay 12 en positivo y ocho en negativo. Y eso que el 2015 fue un año realmente difícil para estas OPVs. Solo dos de las seis salidas a Bolsa de ese año están en positivo.

 

La OPV más exitosa sigue siendo AENA, la empresa de aeropuertos. Pese a que los propios analistas no confiaban excesivamente en ese valor, lo cierto es que desde que salió a Bolsa en febrero del 2015 hasta ahora, sus inversores se han embolsado nada menos que el 138%. Es decir, los títulos de la compañía salieron al parqué a 70 euros y están a 166.

 

Otra salida a Bolsa espectacular por sus resultados ha sido la de Global Dominion, la filial de servicios tecnológicos y corporativos de CIE Automotive. Tras salir al mercado en abril del año pasado escaló desde los 2,6 euros iniciales a los 3,94 que vale ahora, una revalorización del 53% en poco más de un año.

 

Los expertos atribuyen parte del éxito al fuerte crecimiento de la compañía, y también al hecho de pertenecer a un grupo como CIE (componentes para el automóvil), que ha protagonizado una de las revalorizaciones más fuertes de la Bolsa española.

 

Logista, la compañía de logística, almacenamiento y transporte, que un día fue propiedad de Tabacalera, ha protagonizado también una escalada sin parangón. Sacada a Bolsa en julio del 2014 a 13,4 euros, vale ahora 22,15, una revalorización del 65%.

 

Igual de bien les ha ido a las principales Socimis, llegadas al mercado continuo en el 2014. La única que perdió posiciones fue Lar, que cedió un 18%. Las otras tres grandes han ganado valor, Hispania se revalorizó un 50,6%, Merlin Properties un 21% y Axiare nada menos que un 64,5%

 

¿Las grandes perdedoras? Telepizza, que perdió el 17% de su valor desde su salida al mercado en abril del año pasado, un resultado que no ha sorprendido ya que esta empresa ya estuvo en Bolsa con anterioridad, también con pésimos resultados. 

 

Igual de mal le ha ido a Talgo, lo que tampoco sorprende ya que es una empresa que, pese a sus ambiciones internacionales, no consigue contratos fuera de España y tiene el grueso de su negocio con Renfe. Ahora mismo vale prácticamente la mitad (4,96 euros) de lo que valía cuando salió al parqué, en mayo del 2015, 8,4 euros. Y va a ser difícil que logre recuperar los valores de la OPV.

 

También Oryzon Genomics ha ido perdiendo peso, y mucho, según han ido suscitándose dudas sobre la efectividad de sus medicinas contra el cáncer. Desde diciembre del 2015 ha perdido también la mitad de su valor, desde los 4,6 a los 2,2 euros.

 

El mayor desastre bursátil sufrido por los inversores en las últimas OPVs ha sido, sin duda, el caso de eDreams Odigeo, la empresa de reservas de viajes por Internet. Los que apostaron por esta compañía han perdido las dos terceras partes de su dinero. Pagaron el título a 10,5 euros en abril del 2014: ahora vale solo 3 euros.

 

Lo importante es que las últimas OPVs parecen más resilientes que las anteriores. De las cuatro del 2015, solo una pierde. Y tres principales ganan. En apenas cuatro o cinco meses Prosegur Cash (transporte y manipulación de dinero) y Gestamp (componentes para el automóvil) se han revalorizado en entre el 11 y el 12%. Nada mal.

 

No extraña que haya una larga lista de nuevas OPVs en la pista de despegue, –Unicaja, Cortefiel, Borges, Aernnova, Quirón, Volotea…– operaciones, eso sí, planteadas en su mayor parte durante la primera mitad del año, cuando el Ibex 35 se mostraba más boyante que estos días.

 

Es de prever que se pongan definitivamente en marcha una vez que las Bolsas abandonen esta etapa de corrección o lateralidad, y empiecen una nueva fase de escalada. Hay mucho apetito por estas operaciones aunque los valores en lista de espera no parecen los más atractivos para suscitar la adhesión de los inversores.

 

Unicaja presenta muchos imponderables; Volotea tiene el inconveniente de todas las líneas aéreas, que no suelen funcionar bien en Bolsa; Cortefiel es entre las empresas de moda la menos dinámica y con menor crecimiento; Aernnova, como empresa industrial, tampoco es del tipo que aliente mucho entusiasmo. Quedan Quirón y Borges, que quizá puedan dar sorpresas agradables.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.