Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 21 de julio de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en OPINION Miércoles, 27 de julio de 2016 00:00

Turquía quita el sueño a Francisco González

Carlos Díaz-Güell | Pese a todos los apoyos internacionales recibidos por Erdogan, tras el fallido golpe de estado del 15 de julio, la situación turca se complica debido a la durísima reacción del presidente turco, que ha introducido al país euroasiático en una dinámica peligrosa que puede terminar por complicar a la economía turca y con ello a las empresas internacionales allí establecidas, como es el caso del BBVA, accionista mayoritario (40%) y con plenos poderes sobre el primer banco del país, el Garanti.

 

Hoy la situación en Turquía resulta altamente inflamable y si no es por un conflicto con Rusia, tras derribar a uno de sus aviones, es por un acuerdo con la UE sobre refugiados fuertemente contestado por buena parte de los ciudadanos europeos o por la disposición de Erdogan a modificar la actual Constitución para legitimar la pena de muerte con la que represaliar a los golpistas.

 

Lo cierto es que el incremento de la inestabilidad política en el país y el deterioro de los fundamentales macro (el déficit por cuenta corriente se sitúa en torno al -4,5% y la inflación supera el 7,6%) están propiciando un aumento de la volatilidad y del riesgo percibido sobre el país que impactará negativamente sobre la cotización de BBVA a corto plazo.

 

La situación en la que está sumergida Turquía quita el sueño al presidente del banco español, no en vano Turquía representa en torno al 14,0% del beneficio neto actualizado (BNA) y el 12,3% de los activos totales del banco.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.