Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 21 de agosto de 2017

Fernando Barciela | En Europa, con las tasas de presión fiscal más altas del mundo, empiezan a darse cuenta de que eso no es nada bueno para el crecimiento. Así que parece haber surgido, de repente, una pulsión por bajar impuestos. Así que los va a bajar Donald Trump en EEUU, Emmanuel Macron en Francia si gana las elecciones y se convierte en presidente y Theresa May en el Reino Unido (hasta el 17%) si Europa le ponen las cosas difíciles con el Brexit. Además de que también Mateo Renzi, los quería recortar, antes de perder su referéndum.

Miguel Navascués | Es impepinable. El otro día hablamos de los límites al crecimiento que suponían las perspectivas demográficas de EEUU. Trump ha dicho que la economía iba a crecer un 3,5% anual los próximos diez años. Veíamos que las proyecciones demográficas y de productividad establecían un límite a esa tasa de crecimiento, que estaría más próxima al 2% máximo.

Francisco López | La economía española mantiene un buen ritmo de crecimiento y corrige poco a poco sus vulnerabilidades, pero sigue sufriendo desequilibrios de gran envergadura. Esta es la principal conclusión del último diagnóstico realizado por la Comisión Europea sobre la salud de nuestra economía. Los principales puntos débiles siguen siendo el desempleo y la elevada deuda pública y privada.

Francisco López | Los más de 300.000 accionistas del Popular tienen motivos más que sobrados para mostrar su indignación por la gestión de la entidad en los últimos años. El banco perdió el pasado ejercicio 3.500 millones de euros, la cifra más alta de toda su historia; su acción cotizaba en Bolsa hace una década a 28 euros, y hoy apenas alcanza a duras penas los 0,80 céntimos; el riesgo inmobiliario asciende a 36.000 millones de euros frente a unos activos totales de 146.000 millones, y su morosidad se sitúa en el 14,6% frente al 10% de la media del sector.

Fernando Barciela | Cinco años después de haber paralizado las subastas de nuevas instalaciones de renovables, el gobierno vuelve a apostar decididamente por la eólica y la solar. De aquí a junio, el ministerio de Energía convocará una subasta por un total de 3.000 Mw. La primera de lo que se espera sea una sucesión de nuevas adjudicaciones, si exceptuamos una pequeña convocatoria anterior de 500 Mw en 2015.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.