Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 25 de junio de 2017
Publicado en INDITEX Miércoles, 05 de octubre de 2016 00:00

Inditex: Muy cara pero con fuelle para años

Fernando Barciela | El grupo gallego de moda no para de apabullar con su capacidad de crecimiento. Un crecimiento sano, además. Por lo pronto, es no sólo la primera empresa española en valor bursátil sino también una de las tres o cuatro valoradas en más de cien mil millones de euros del Eurostoxx 50. Una posición sorprendente teniendo en cuenta que ‘apenas’ factura 20.000 millones al año y tiene unos beneficios por debajo de los 3.000 millones. De hecho, Zara vale casi el doble que H&M (46.000 millones), que factura prácticamente lo mismo.

 

 

No extraña, pues, que su elevado PER. 31, más propio de una tecnológica del Nasdaq, asuste a más de uno. Tanto que cada vez que la compañía da alguna ligera señal de ralentización, se producen ventas masivas. Los analistas tampoco han ayudado a tranquilizar a su público. ¡Hombres de poca fe! Han sucumbido con frecuencia al escepticismo y han aconsejado a sus huestes a vender, temerosos de que una historia tan bonita y fulgurante no puede durar tantísimo tiempo.

 

Esa desconfianza casi supersticiosa, ha hecho que, pese a los espectaculares resultados de la compañía en el primer semestre, de 32 analistas que la siguen, ahora mismo, sólo siete recomiendan su compra. Hay cinco que aconsejan vender y 20 mantener. Claro que el miedo es libre y, para justificar tan altas valoraciones, la empresa gallega tendrá que demostrar que es capaz de seguir batiendo trimestre a trimestre sus propias marcas.

 

¿Lo está consiguiendo? De momento, parece que si. Inditex, que ha doblado su facturación desde 2008 al año pasado (y su beneficio neto un 130%), logró en el 2015 un incremento de facturación del 15,4%, y de sus beneficios del 14,8%. Más importante y prometedor aún ha sido el hecho de que sus ventas hayan crecido el 11% en superficie comparable y sólo el 5% como efecto de la apertura de nuevas tiendas. Sus resultados del primer semestre también fueron más que aceptables.

 

Pese a que durante el semestre la empresa abrió 83 nuevas tiendas, ha logrado hacer más dinero con las existentes que con la añadidura de las nuevas. Lo que se debe a que el grupo está ampliando su oferta en todas sus cadenas. Y el público está respondiendo a sus nuevas propuestas. Tan exitoso se está mostrando en ese incremento del surtido que la compañía, que ha logrado subir la venta por tienda en un 5% entre los años 2000 y 2016, ahora crece aún más.

 

Por si esto no fuera suficiente, la empresa está mejorando su eficiencia de forma asombrosa. Tampoco tiene gastos financieros ya que dispone de ‘cash’ suficiente para sus nuevas tiendas y almacenes logísticos. Esto, además, de que su venta online crece a pasos agigantados. Y es una división muy rentable. El año pasado, las tiendas online de Inditex en Europa crecieron el 38%.

 

El inconveniente de todo esto es que la empresa tiene a inversores y analistas con el corazón en un puño. Parece difícil seguir haciendo más ahorros de costes y más aumentos de facturación por m2. Es posible, pero el recorrido en nuevas tiendas parece infinito. A fin de cuentas, España, un sólo país, representa el 17% del negocio de Inditex, con 7.096 tiendas en 91 países. En España tiene 1.314 tiendas. En China solo 580: el recorrido es ahí, pues, gigantesco. Tambien sólo tiene 289 tiendas en Francia, 134 en Alemania o 109 en Reino Unido.

 

La capacidad de expansión en todos sus mercados está abierta: depende de que abra más tiendas, lo que depende de su capacidad financiera y de gestión (que aquí sí puede ser limitada). En ninguno de ellos corre, de momento, serios riesgos de canibalización. Las marcas de Inditex, sobre todo Zara, siguen teniendo un fuerte posicionamiento en Europa, donde son las preferidas, por precio y diseño, en el segmento medio del mercado. En Latinoamérica o Asia son las marcas de moda aspiracionales con mejor imagen.

 

De ahí que muchas casas de bolsa se hayan relajado un poco estos días y hayan difundido sus previsiones para el valor, que en algunos casos, Goldman Sachs y Citi, sitúan en los 37 euros, un 13% más que los 32,7 del lunes 3 de octubre. Y lo más probable es que esta previsión sea conservadora.

 

Estas casas han decidido pasar por alto, como pequeños percances del camino, que durante el primer semestre Inditex haya relajado un poco sus incrementos de facturación y beneficios, 1l 11,15 y el 7,7% y que su margen bruto haya caído del 58,1% al 56,8%. Se trata de oscilaciones naturales, que no presagian ninguna tendencia de fondo. La empresa parece mantener su espíritu fundacional bien firme: crecer más que nadie. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.