Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 22 de octubre de 2017

Iberdrola podría estar interesada en adquirir parte los activos de distribución de la compañía quebrada de Texas (EE.UU.) Energy Future. Estos activos de distribución se materializan en una inversión mayoritaria en Oncor (sociedad no quebrada del grupo) que a su vez podría estar valorada en 20.000 millones de dólares/ 15.000 millones de euros. La subasta de estos activos podría ser aprobada a mediados de Octubre.

Iberdrola sería uno de los dos finalistas en la subasta de la americana Cleco, el otro interesado sería un fondo de Macquarie. A la espera de valorar las sinergias la operación a priori nos parece negativa tanto por su elevado tamaño (las estimaciones apuntan a 3.500 millones de euros EV, que aumentaría la deuda de Iberdrola +14%) como por los múltiplos a los que cotiza Cleco (más de 10 veces EV/EBITDA hasta 2016 según Bloomberg frente a 9 veces Iberdrola).

Siguiendo la estela del nuevo presidente de la Unión Europea, Jean Claude Juncker, que también apuntó a este asunto recientemente, Sánchez Galán aseguró que una Unión Europea de la Energía es imprescindible para mejorar la competitividad industrial.

Desde que Iberdrola comprara Scottish Power en 2007, la española cuenta con una importante presencia en Escocia y su negocio en el Reino Unido ha crecido notablemente (supone alrededor del 20% del EBITDA total).

Iberdrola estaría analizando desinvertir la división telecom por 300 millones de euros a posibles candidatos como Gala Capital y Cinven. La noticia es de poco impacto y no sorprende al estar en línea con una estrategia de desinversión de activos non core.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.