El impacto de la crisis, algo peor de lo estimado: el PIB podría cerrar 2020 con un -11%

Bankia Estudios | La revisión y actualización de la CNTR del 3T20 muestra un fuerte repunte del PIB español, pero algo menor de lo que se apuntó en octubre, cuando todavía no se disponía de toda la información; en concreto, se fija el crecimiento en el 16,4% trimestral, en lugar del 16,7%. Además, también se han revisado a la baja los datos de los dos primeros trimestres del año, una décima en ambos casos hasta -5,3% y -17,9% en el 1T y 2T, respectivamente. En consecuencia, el desplome acumulado del PIB en el primer semestre fue del 22,2%, del que se ha recuperado un 57,5%, mientras que la distancia hasta el nivel de hace un año es del 9%.

La revisión del PIB del 3T20 es consecuencia del empeoramiento de la demanda externa, en un contexto de deterioro generalizado de los países de nuestro entorno y pésimo balance de la temporada turística, parcialmente contrarrestado por el mejor tono de la interna, tanto del consumo de los hogares como, especialmente, la inversión productiva.

A la vista de la progresiva pérdida de empuje de la recuperación que se viene observando desde el pasado verano, asistiremos a un brusco frenazo de la actividad en el 4T20, con una vuelta a las tasas negativas del PIB: estimamos una caída de en torno al 1% trimestral. De esta forma, la primera estimación de caída del PIB en 2020 sería de un -11%, si bien posteriormente podrían producirse revisiones a la baja.

El INE vuelve a recordar que la actual situación que atraviesa la economía puede afectar a la calidad y disponibilidad de las fuentes empleadas para elaborar la CNTR, provocando que las revisiones sean de una magnitud mayor de lo habitual.

A este respecto, la revisión del 3T20 muestra algunos cambios sobre la primera estimación, publicada el pasado 30 de octubre: el crecimiento trimestral del PIB se amortigua (pasa del 16,7% al 16,4%) -a lo que se añaden las revisiones, también a peor, de los dos trimestres anteriores-, mientras que el retroceso en términos interanuales es algo más pronunciado (-9% vs -8,7% anterior). Con ello, el PIB está un 9,4% por debajo del de cierre de 2019.

En tasa trimestral, el aumento del PIB se sigue explicando por la aportación de la demanda interna, que, incluso, mejora la estimación de octubre (15,4 puntos, seis décimas más). Destaca, especialmente, la inversión en equipo, que crece un 45%, tasa que supera en 5,6 puntos el dato avanzado, mientras que el resto de componentes anotan ritmos similares: el consumo de hogares y de las AA.PP. mejoran una décima hasta el 20,8% y 1,2%, respectivamente, mientras que la inversión en construcción mantiene el 16,6%.

PIB España