El acuerdo del Brexit y el paquete fiscal en Estados Unidos llevan al DAX, al S&P 500 y al Nasdaq a nuevos máximos históricos

Bolsa EEUU

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Tal y como era previsible que ocurriera, el acuerdo para un Brexit “ordenado” y la firma por parte del presidente de EEUU, Trump, del nuevo paquete fiscal de ayudas animó ayer a los inversores a aumentar sus posiciones de riesgo, impulsando al alza a los principales índices bursátiles europeos y estadounidenses, los cuales cerraron con significativos avances.

Es más, en Europa el Dax alemán lo hizo en máximos históricos, superando de esta forma, y por muy estrecho margen, los niveles alcanzados a mediados de febrero, mientras que en Wall Street tanto el Dow Jones, como el S&P 500 y el Nasdaq Composite marcaban igualmente sus propios máximos históricos.

Cabe destacar, no obstante, que no todos los sectores se comportaron favorablemente, destacando en Europa la caída que experimentó ayer el sector bancario, achacable al hecho de que a día de hoy, y a pesar del acuerdo de mínimos alcanzado entre el gobierno del Reino Unido y la Unión Europea (UE) para regular las relaciones comerciales entre ambas regiones tras el brexit, han quedado importantes “flecos” por cerrar, entre ellos el relacionado con el sector bancario británico. Así, de momento los servicios financieros basados en el Reino Unido han perdido el acceso automático al mercado único de la UE. No obstante, ambas partes deben negociar un nuevo acceso de cooperación, que podría estar listo para marzo del 2021. Como hemos podido apreciar en el reciente proceso de negociación, cada vez que se sientan los políticos a negociar generan una elevada incertidumbre, por lo que, como señalamos ayer, no descartamos que el tema brexit siga “coleando” todavía durante algunos meses, provocando tensiones puntuales en los mercados financieros de la región. En Wall Street, por su parte, fueron los valores relacionados con el ocio y turismo los que mejor lo hicieron ayer, mientras que los denominados como “de estar en casa” sufrieron ayer las tomas de beneficios por parte de los inversores, lo que propició fuertes caídas en valores como ZOOM (-6,3%) o Peloton (-6,5%).

En relación al brexit, señalar que ayer los embajadores de los países de la UE dieron su visto bueno a la aplicación provisional del acuerdo alcanzado el jueves entre el Reino Unido y la UE. Hoy está previsto que los líderes de la UE lo apoyen y mañana que el Parlamento británico lo apruebe. En este sentido, señalar que la parte más brexista del partido Conservador británico, el que sustenta actualmente al gobierno, no se ha mostrado muy entusiasmada con el acuerdo. No obstante, no hay dudas de que el mismo será aprobado por el Parlamento británico al haber anunciado el principal partido de la oposición, el Laborista, su apoyo al mismo. Posteriormente, y ya en enero, el acuerdo deberá ser ratificado por el Parlamento europeo.

Hoy, en principio, esperamos que las bolsas europeas mantengan el buen tono de ayer, cuando abran por la mañana, siguiendo de esta forma la estela dejada por Wall Street y esta madrugada por las principales bolsas asiáticas –el Nikkei japonés ha cerrado a su nivel más alto en 30 años-. Los inversores, a pesar de que el escenario epidemiológico y macroeconómico a corto plazo es muy complejo, se han decantado por mirar más allá, mostrándose muy optimistas con relación al impacto que las vacunas van a tener de cara a recuperar la normalidad a finales del 2T2021. En ese sentido, señalar, como ya dijimos ayer, que una nueva vacuna contra el Covid-19, la diseñada por la Universidad de Oxford y fabricada por AstraZeneca, podría ser aprobada en el Reino Unido y la India para su uso de emergencia tan pronto como a principios de la semana que viene. Según el gobierno británico, ello podría hacer que las actuales restricciones a la movilidad y a la actividad económica implantadas en gran parte del país podrían “levantarse” en el mes de febrero, siempre que el proceso de vacunación no sufra contratiempos.

Por lo demás, señalar que la agenda macro y empresarial del día es muy reducida, por lo que el foco de atención de los inversores girará nuevamente hacia la política. Así, cabe destacar que ayer la Casa de Representantes estadounidense aprobó una enmienda para incrementar las ayudas directas a los ciudadanos estadounidenses hasta los 2.000 dólares desde los 600 dólares incluidos en el programa fiscal de ayudas, aprobado recientemente. Esta medida, que está en línea con lo demandado por el presidente Trump, es poco factible que sea aprobada por el Senado, actualmente controlado por el partido republicano, y ello a pesar de que algunos miembros de este partido votaron ayer en la Casa de Representantes a favor de la misma. Lo cierto es que, se apruebe o no la enmienda, se espera que el mencionado programa de ayudas sirva “de puente” para mantener la economía estadounidense a flote mientras avanza el proceso de vacunación de la población.