El Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq alcanzan en 2020 cien nuevos máximos históricos

Wall Street Covid

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | En una nueva sesión de muy escasa actividad, los principales índices europeos fueron de más a menos, para cerrar la jornada con ligeros descensos. Es evidente que los inversores ya han dado el ejercicio por cerrado, habiéndose marchado muchos de ellos de vacaciones, lo que se refleja en unos muy bajos volúmenes de contratación, en algunos casos los más cortos del año.

Los valores relacionados con el ocio y el turismo fueron junto a los tecnológicos y a los del comercio minoristas, destacando entre estos últimos los valores de reparto a domicilio y las plataformas de ventas online, los que mejor se comportaron durante la jornada, mientras que los valores del sector media y las utilidades se convirtieron en el principal lastre para los índices de la región.

La noticia del día es que el acuerdo alcanzado entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) para regular las relaciones comerciales entre ambas regiones tras el brexit fue firmado por las principales autoridades de la UE y enviado al Reino Unido para ser firmado a su vez por el primer ministro del país, Boris Johnson. Posteriormente, el Parlamento británico, tanto la Cámara de los Comunes como la de los Lores, aprobaron la ley que introduce el mencionado acuerdo en la legislación británica, ley que pasará a ser sancionada por la Reina Isabel II. Todo este proceso no tuvo impacto alguno en el comportamiento de los mercados financieros europeos, al estar ya descontado por los inversores.

Otra noticia relevante del día fue el acuerdo alcanzado entre la Unión Europea (UE) y China tras siete años de negociaciones, acuerdo que intenta asemejarse a la “primera fase” del cerrado el año pasado por estas fechas entre el país asiático y Estados Unidos. Así, el mismo aborda las reiteradas peticiones europeas para una competencia más justa con las empresas chinas y un mejor acceso a los mercados chinos por parte de las empresas europeas. Además, en teoría, compromete a China a poner fin a las transferencias tecnológicas forzadas y a aumentar la transparencia sobre cómo subvenciona a sus empresas. A pesar de la aparente “trascendencia” del mismo, los inversores lo obviaron completamente, probablemente por el escepticismo que genera entre este colectivo cualquier acuerdo comercial firmado con China, ya que este país históricamente no suele respetarlos o los interpreta en función de sus intereses en cada momento.

En Wall Street la sesión también fue muy tranquila, aunque en este mercado los principales índices terminaron el día con ligeros avances, con los valores del sector energético y los de materiales a la cabeza de las alzas, lo que permitió al Dow Jones cerrar la sesión marcando su decimotercer máximo histórico del año. A nivel anecdótico cabe señalar que este índice junto al S&P 500 y al Nasdaq Composite han alcanzado a lo largo de 2020 cien nuevos máximos históricos, el número más elevado desde 2017. En este mercado el hecho de que el Senado parece que con toda probabilidad no va a votar la enmienda para incrementar los pagos directos a la población afectada por la pandemia recogidos en el nuevo programa fiscal de ayudas no tuvo impacto alguno, al dar por bueno los inversores el mencionado plan de ayudas en su composición actual, plan que, como señalamos ayer, debe servir para evitar que la economía estadounidense vuelva a entrar en recesión mientras se inmuniza a gran parte de la población con las nuevas vacunas desarrolladas y aprobadas contra el Covid-19.

Hoy, en una sesión en la que sólo unas pocas bolsas europeas permanecerán abiertas media jornada -la alemana, la suiza, la italiana, la noruega, la sueca, la danesa, la finlandesa y la austríaca permanecerán cerradas al ser víspera de Año Nuevo- esperamos que los índices abran ligeramente a la baja, aunque la escasa actividad de los mercados entendemos que impedirá poder sacar conclusiones sobre su comportamiento. Como señalamos en nuestro comentario de ayer, no descartamos, aunque no tenemos ninguna garantía que vaya a ocurrir, que se produzcan algunos movimientos atípicos en valores concretos, producto del “maquillaje” de finales de año, especialmente en los valores que han sido más castigados durante el ejercicio. Tampoco descartamos que algunos inversores opten por realizar plusvalías en algunos valores donde las tengan para compensar de esta forma pérdidas realizadas durante el ejercicio, algo que podría afectar sobre todo a los valores que mejor comportamiento han tenido en bolsa este año.