El gasto de los consumidores seguirá siendo un apoyo fundamental para la economía de EEUU

EEUU Made in

J.P. Morgan | El dato de consumo de Estados Unidos mostró una resiliencia notable el año pasado, gracias en gran parte a la magnitud del estímulo fiscal que se inyectó en la economía.

Los patrones de consumo se trasladaron de los servicios a la compra de bienes, pero el nivel general de ventas minoristas se recuperó rápido hasta la tendencia existente antes del Covid.

La nueva ola de la pandemia añade presión en el empleo, por lo que se acerca la nueva ronda de estímulos para el consumo aprobada a finales de diciembre como parte de los 900.000 millones de dólares de la partida destinada a ese objetivo. Además, con la toma del Senado por parte de los demócratas tras el resultado de las elecciones en Georgia, es probable que la nueva administración considere una prioridad a corto plazo la adopción de nuevas medidas fiscales. Por todo ello, a pesar de la lenta recuperación del mercado laboral, esperamos que el gasto de los consumidores continúe siendo un apoyo fundamental para la economía americana en los próximos meses.

Gasto EEUU