El BCE deja los principales parámetros de su política monetaria sin cambios

Link Securities | Así, el tipo de interés de referencia se mantuvo en el 0,0%, el tipo de interés de depósito en el -0,5% y el tipo marginal de crédito en el 0,25%. Por su parte, el importe de su programa de compras de activos de emergencia para la pandemia, el PEPP, se mantuvo en EUR 1,85 billones.

No obstante, en su comunicado el BCE incluyó una puntualización sobre la utilización de dicho fondo para la pandemia. Así, y por primera vez el BCE habló de la posibilidad de no utilizar la totalidad del mismo hasta la finalización del programa, prevista para marzo de 2022, si considera que no es necesario. En ese sentido, dijo que si las condiciones de financiación
de la Zona Euro se pueden mantener con un ritmo de compra de activos que no agote el importe total del PEPP, ello supondrá que el programa no necesitará ser utilizado en su totalidad. No obstante, señaló que el programa puede ser recalibrado para mantener las condiciones de financiación favorables para ayudar a superar el impacto negativo de la
pandemia en el comportamiento de la inflación.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo, su presidenta, la francesa Lagarde, afirmó que la nueva ola de la pandemia está ya afectando a la economía, sobre todo al sector servicios. Según puntualizó, los últimos datos muestran que la economía de la Eurozona está sufriendo un golpe importante con esta nueva ola del virus, por lo que es necesario mantener los estímulos monetarios y unas condiciones financieras favorables. Así, Lagarde señaló que espera que la economía de la Zona Euro se haya contraído en el 4T 2020 y que la nueva ola de la pandemia estaría poniendo ya en peligro la evolución de la economía de la región en el 1T 2021.

En lo que hace referencia a la inflación, Lagarde dijo que en el corto plazo esta variable podría repuntar de forma temporal como consecuencia del incremento del precio del petróleo y de la vuelta a normalidad del IVA en Alemania. En ese sentido, Lagarde también dijo que el BCE continuará vigilando la evolución del tipo de cambio por sus posibles implicaciones para las perspectivas de inflación a medio plazo.

Valoración: lo más destacable quizás del resultado de la reunión del pasado jueves del Consejo de Gobierno del BCE es la mención expresa que en su comunicado se hace a la posibilidad de no utilizar en su totalidad el importe del PEPP, puntualización nueva que entendemos ha sido incluida para contentar/tranquilizar a los miembros del Consejo más reacios a mantener este tipo de programas vigentes por mucho tiempo, programas que pueden terminar sirviendo para financiar a los estados y, por ello, evitar que sus gobernantes lleven a cabo las reformas estructurales que se requieren.

Esta pequeña puntualización tuvo importantes consecuencias en los mercados financieros de la Eurozona: el euro se revalorizó nuevamente frente al dólar, algo contraproducente para el objetivo de relanzar la inflación que persigue el BCE; los precios de los bonos cayeron, aumentando sus rentabilidades y los principales índices bursátiles de la región cedieron sensiblemente. A esto último también contribuyó la mención que hizo Lagarde al impacto que en la economía de la región
podría estar ya teniendo la nueva ola de la pandemia y las medidas restrictivas impuestas para luchar contra ella. Entendemos que este no era el objetivo del BCE, pero…