Una posible vuelta a la recesión y una recuperación más lenta lastra el comportamiento de los mercados

Reino Unido Covid

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Tras un inicio de año muy positivo, los principales índices bursátiles europeos han cedido en las dos últimas semanas gran parte o todo lo ganado a comienzos del ejercicio, con el Ibex35 y el FTSE Mib italiano situándose ya en negativo en lo que va de 2021. En este sentido, cabe señalar que la entrada en vigor de la tasa Tobin el viernes 15 no parece haberle sentado muy bien al mercado español, que la semana pasada fue el que peor se comportó de entre las principales bolsas europeas, cediendo el Selectivo durante la misma un 2,4%, mientras que los volúmenes de contratación se reducían drásticamente en comparación con los de las dos primeras semanas del ejercicio. 

Detrás de este negativo comportamiento de las bolsas europeas en las últimas semanas estaría principalmente el temor de los inversores a que i) las economías de la Zona Euro vuelvan a entrar en recesión, algo que las lecturas preliminares de enero de los PMIs de la región vinieron casi a confirmar y a que ii) la recuperación económica se inicie más tarde y sea de menor intensidad de lo anticipado hace sólo unas semanas, consecuencia de los estragos que está causando la nueva ola de la pandemia en toda Europa, del aumento generalizado de las medidas restrictivas, y del retraso que está sufriendo el proceso de vacunación en muchos países, consecuencia de la deficiente planificación por parte de las distintas autoridades. Todo ello está provocando que muchos analistas hayan comenzado a revisar a la baja sus expectativas de crecimiento para el ejercicio 2021, algo que llevará también, antes o después, a la revisión de las expectativas de resultados de muchas compañías, especialmente de las más ligadas al ciclo económico. 

En este entorno de menor optimismo, los inversores se enfrentan a partir de hoy a una semana que será intensa tanto en al ámbito macroeconómico, como en el político y en el empresarial. Así, mañana comienza la reunión de dos días del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC). Si bien se espera que el banco central estadounidense vuelva a mostrar su apoyo incondicional a la economía del país, los inversores estarán muy atentos a cualquier señal de que los miembros del Comité estén pensando cómo comenzar a retirar estímulos en un futuro “no tan lejano”. Cualquier mención a esta posibilidad será muy mal recibida por los mercados de renta fija y de renta variable estadounidenses lo que, sin ninguna duda, terminará arrastrando al resto de mercados financieros mundiales. 

En el ámbito político, y en Estados Unidos, habrá que estar muy atentos a las negociaciones que en el Senado mantendrán en los próximos días demócratas y republicanos para la aprobación de un nuevo plan de estímulos fiscal de gran envergadura. Todo parece indicar que los demócratas, con el presidente Biden a la cabeza, tendrán que escoger entre la aprobación del plan anunciado por éste, por importe de 1,9 billones de dólares, o por la aprobación de un plan de menor tamaño, enfocado únicamente a apoyar a los afectados por la pandemia, pero que goce del apoyo de ambos partidos, como era la intención inicial del Biden.

Sin dejar la política, señalar que en Italia gana enteros la posibilidad de que el primer ministro Conte opte por la celebración de unas nuevas elecciones generales, que tendrían lugar en primavera, ya que considera que su gobierno no tiene el apoyo necesario para sacar adelante el plan de recuperación que la economía del país requiere en estos momentos. No obstante, también se barajan otras alternativas, como la dimisión de Conte para forzar la creación de un nuevo gobierno con más apoyos. Esta tensión política entendemos que condicionará sin duda al comportamiento de la bolsa italiana que, como hemos señalado al principio, ya se ha situado en negativo en el año. 

Por último, y en el ámbito empresarial, cabe destacar que esta semana la temporada de publicación de resultados trimestrales alcanza “velocidad de crucero” en Wall Street, donde más de 550 empresas darán a conocer sus cifras, entre ellas grandes compañías tecnológicas como Apple, Facebook o Microsoft; importantes empresas industriales que atraviesan por momentos complicados como General Electric, Caterpillar o Boeing; y la “estrella” de este mercado, la fabricante de automóviles eléctricos Tesla. Mientras, en Europa la temporada comienza, poco a poco, a coger ritmo, con empresas como Philips, LVMH, Novartis, UBS, SAP, Diageo, Ericsson o Hennes & Mauritz publicando sus cifras. En este sentido, señalar que en la bolsa española el jueves publicará sus resultados Bankia (BKIA) y el viernes lo harán CaixaBank (CABK), BBVA y Siemens Gamesa (SGRE).

Como venimos repitiendo desde hace días, tan o más importante que las cifras será lo que digan los gestores de estas cotizadas sobre cómo ven el escenario macro a medio plazo y sobre cuáles son sus expectativas de negocio. Hasta el momento la temporada de resultados en Wall Street está siendo muy positiva. Es más, en general, y con alguna excepción, las empresas se están mostrando bastante optimistas con relación a la recuperación económica, optimismo que está sustentado en la existencia de varias vacunas eficientes contra el Covid-19 y en la posibilidad de que en un futuro próximo haya algunas más. En ese sentido, es factible que a lo largo de la semana Johnson & Johnson dé a conocer los resultados de los ensayos que está realizando de su vacuna contra el Covid-19, mientras que se espera que el viernes los reguladores de la Unión Europea (UE) den el visto bueno a la utilización de emergencia de la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, algo que, de confirmarse, mejoraría sustancialmente los problemas actuales surgidos en la región por la escasez de vacunas. 

Hoy, y para empezar la semana, esperamos que las bolsas europeas comiencen la sesión al alza, intentando recuperar de este modo algo de lo cedido a finales de la semana pasada. Cabe señalar que en la agenda macro del día destaca la publicación en Alemania de los índices que elabora el instituto IFO, correspondientes al mes de enero, índices que miden el clima empresarial en el país. Como viene siendo una constante en las últimas semanas, esperamos que el subíndice de expectativas muestre un mejor comportamiento que el que mide la percepción que tienen las empresas alemanas de la situación actual. Por último, y en Estados Unidos, se darán a conocer el índice de Actividad Nacional, que elabora de la Reserva Federal de Chicago, correspondiente al mes de diciembre, y uno de los índices adelantados de actividad industrial regionales más seguidos por los inversores: el de Dallas, correspondiente en este caso al mes de enero.