La Fed mantiene los tipos en 0-0,25%, las compras en 120 mm$/mes y un tono prudente

Powell Fed

Intermoney | El comunicado de la Reserva Federal transmitía un desempeño algo peor de la economía estadounidense al señalar que la recuperación de la actividad y el empleo había moderado en los últimos meses, especialmente, en los sectores más afectados por el Covid-19.

De hecho, el citado comunicado llegaba a introducir como una variable clave el progreso de las vacunaciones frente al nuevo coronavirus. Por otro lado, la prudencia impregnaba las palabras del presidente de la Fed y su posición se plasmaba en las siguientes palabras: “Aun no hemos ganado esto”. Unas palabras con las que Powell se refería al impacto todavía importante del Covid-19 sobre la economía que le llevaban a incidir en que “queda un largo camino para la total recuperación”. 

La realidad es que la Reserva Federal no dará ningún paso decisivo tendente a desmontar su generosa política monetaria hasta que la recuperación no esté totalmente garantizada y, sobre todo, se observe una importante mejora en el mercado laboral. En este sentido, Powell ponía el acento en la necesidad de recuperar el empleo perdido en un país que, según su encuesta mensual de población activa, cuenta casi con 9 millones de ocupados menos que antes del inicio de la crisis. En esta línea, el máximo responsable de la Fed señalaba: “En un mundo en el que, casi un año después, todavía estamos, al menos, 9 millones de puestos de trabajo… por debajo del máximo de empleo, es muy apropiado que la política monetaria sea muy acomodaticia”. 

Luego, en un escenario que concentra los riesgos en el corto plazo, pero en el que todavía existe margen para ser optimistas de cara a la segunda mitad del año, en línea con la opinión transmitida por Powell, seguimos creyendo que hasta después del verano no se adelantará ningún movimiento por parte de la Fed. En dicho momento, se empezará a preparar al mercado para que, con la llegada de 2022, se empiecen a desmantelar las compras de activos de la Fed. 

En el momento actual, entre las dudas de los mercados, el aspecto con el que debemos quedarnos es que el generoso apoyo de la Fed nos acompañará durante bastante tiempo. De hecho, una vez se inicie el proceso de reducción de compras de activos, éste se prolongará varios trimestres, al tiempo que las alzas de tipos, como pronto, llegarán a finales de 2023. Luego, cuando muchos inversores han apoyado sus decisiones en el hecho de que la generosa política monetaria de los grandes bancos centrales nos acompañará durante bastante tiempo, no se equivocan, a pesar de las lógicas advertencias lanzadas en este sentido por parte del FMI. 

Por si quedase alguna duda respecto a lo apuntado y adelantándose a las tasas de inflación holgadamente por encima del 2% que están por venir durante la primavera en EEUU, Powell recordaba que la Fed no sobrerreaccionará ante cualquier aumento temporal de la inflación que pudiera ocurrir este año. De hecho, declaraba: “Francamente, damos la bienvenida a un poco más de inflación. El tipo de inflación preocupante con la que crecieron las personas como yo parece poco probable en el contexto nacional y global en el que hemos estado durante algún tiempo”. 

En la anterior línea, no puede dejarse de lado que los tipos reales apuntados por los bonos estadounidenses referenciados a la inflación (TIPs) en el plazo de 10 años han pasado de cifras máximas de -0,942% en enero a cotizar actualmente en -1,04%. En paralelo a este dato, cabe revelar que los datos de Bloomberg sustentados en los TIPs a 10 años han pasado de arrojar un punto de equilibrio de la inflación estadounidense del 2,175%, el pasado jueves, a 2,05% en la actualidad. 

Antes de dejar a la Fed, sólo queda por hacer mención de una cuestión más técnica como que el banco del distrito de Nueva York, responsable de la mesa de las operaciones de la entidad, anunció que reducirá las intervenciones en forma de inyecciones de liquidez a corto plazo. Una decisión que fundamentaba en el “sostenido funcionamiento fluido de los mercados de financiación en dólares a corto plazo”. De forma que, a partir del 9 de febrero, no realizará operaciones Repo a 1 mes, aunque sí continuará realizándolas al plazo de 1 día.