El sector energía se queda un 22% por detrás del mercado sólo en el ultimo año

Morgan Stanley | El sector energía sigue siendo uno de nuestros largos más claros. En línea con lo que comentábamos hace 10 días sobre comprar petroleras Europeas aprovechando el tirón relativo de las americanas (decíamos que las europeas estaban flat YTD mientras que las americanas estaban en +c16% sin ningún motivo que justificara esta diferencia) y tras un tirón de las big oil europeas de casi el 7% desde entonces, seguimos reiterando al call.

El sector energía se ha quedado un 22% por detrás del mercado solo en el ultimo año. Desde 1970, siempre que el sector ha tenido un under performance de más del 20%,  ha tenido un periodo de rebote inmediato del mas de 20%. Por razones ESG, muchos gestores tienen peso cero en el sector. Y la forma (en nuestra opinión) que tienen de protegerse de rebotes tanto del precio de las commodities como de rebotes de la inflación (y apuntamiento de curvas con el consiguiente efecto negativo en los valores de alta duración como puede ser el ESG) es a través de apuestas gordas en energía, metales y mineras.

Mientras tanto, el número de motivos para estar largo de petroleras europeas sigue subiendo y son los siguientes:

1.       Precios de petróleo y gas siguen subiendo

2.       Los márgenes de refino fwd han subido mucho de forma repentina

3.       Los márgenes petroquímicos se mantienen fuertes

4.       Consenso sigue subiendo estimaciones

5.       Esperamos que los niveles de deuda caigan agresivamente este año

6.       Nuevos buybacks apareciendo en escena

7.       Valoraciones están enormemente atractivas en contexto histórico.

La mayoría de compañías del sector energía están mutando a más verdes, sostenibles y ESG. Es difícil de ignorar, por ejemplo, valores como OMV con 13% de FCFY, +5,7% DY y un 6% de crecimiento en DPS. Un FCFY medio del sector del 11,5% y con un PCF por debajo de 4x, siendo los dos ratios enormemente bajos en contexto histórico.

RD SHELL (uno de los valores destacables de nuestra lista de stocks mas recomendados a nivel europeo) creemos que sería una de las mejores opciones dentro de las majors por una combinación de: 

1.       Precio actual de las commodities

2.       Su estructura actual de costes

3.       Su dividendo reducido (bien sea por que pueda subirlo o por la capacidad que le da esto de reducir deuda rápido), lo que haría posible que llegara a nuestro tgt de deuda neta de USD 65bn en menos de 6 meses, periodo tras el cual podrían reiniciarse los buy backs.

En neto, nuestros analistas creen que el FCF de la compañía cubriría sus dividendos en más de 3x durante los próximos anos. Es muy difícil conseguir que alguien compre bancos para jugar la reflación, pero es incluso más difícil conseguir que alguien compre petroleras. Y por mucho que estemos de acuerdo en los vientos de cara a medio plazo por la marea ESG (en la cual creo y sigo apostando), es muy difícil obviar los fundamentales del sector petrolero, aunque sea solo para los próximos 6 meses como una de las mejores formas de jugar el reflation trade en Europa.

E insistimos, en petroleras USA +c17%, petroleras Europeas +6% … and counting.