Telefónica gana 1.582 M€ (+38,5%), reduce deuda en 2.516 M€ y confirma el segundo tramo del dividendo de 2020

Telefónica

Link Securities | Telefónica (TEF) presentó sus resultados correspondientes al cuarto trimestre de 2020 (4T2020) y acumulados del ejercicio de 2020, de los que destacamos los siguientes aspectos:


TEF cerró 2020 con una cifra de negocio de 43.076 millones de euros, lo que supone una caída del 11,0% interanual (-3,3% en términos orgánicos), y está en línea (+0,0%) con la cifra esperada por el consenso de analistas de FactSet. En los cuatro mercados clave, la tendencia de los ingresos mejora la del grupo hasta el -2,4% interanual. TEF cifró en 1.905 millones de euros el impacto del Covid-19 en la cifra de ingresos del grupo.

Los gastos por operaciones se redujeron un 15,4% interanual, hasta 30.230 millones en 2020 de euros, debido a los impactos del tipo de cambio, gastos de reestructuración registrados en 2019 y la transformación del modelo operacional de Telefónica México en 2019.

Por su parte, el cash flow de explotación (OIBDA) también disminuyó, un 10,7% con respecto a 2019 (-5,7% en términos orgánicos). La cifra real también está en línea (-0,1%) con el importe previsto por el consenso. En los cuatro mercados clave, la caída del OIBDA mejoró hasta el -2,6% interanual en 2020. TEF cifró en 977 millones de euros el impacto del Covid-19 en la cifra de OIBDA del grupo. En términos sobre ventas, el margen OIBDA se situó en el 31,3%, frente al 31,2% de 2019 y el 31,4% que esperaba el consenso.

En 2020, la amortización del inmovilizado descendió un 11,6% interanual, hasta 9.359 millones de euros (+0,6% interanual orgánico). Así, el beneficio neto de explotación (OI) se elevó hasta los 4.139 millones de euros, una contracción del 8,8% con respecto a 2019 (-16,4% en términos orgánicos), y un 0,6% inferior a la estimación de los analistas. En términos sobre la cifra de negocio, el margen OI se situó en el 6,0%, en línea con el margen de 2019, y con el esperado por los analistas de FactSet.

Finalmente, el beneficio neto de TEF alcanzó los 1.582 millones de euros en 2020, lo que supone una mejora del 38,5% con respecto al importe alcanzado en 2019, y también es un 4,3% superior a la proyección de los analistas de FactSet.

El CapEx se redujo un 33,3% interanual hasta 5.861 millones de euros en 2020. El OIBDA-CapEx se expande secuencialmente hasta 7.637 millones de euros en 2020 (+20,5% interanual).

La deuda financiera neta a diciembre 2020 de TEF ascendió a 35.228 millones de euros, lo que supone una reducción de 2.516 millones de euros en 2020, impactada positivamente por la generación de caja libre de 4.794 millones de euros y otros factores netos por un total de 449 millones de euros.

TEF anunció los objetivos financieros de 2021 – Ingresos y OIBDA; «estabilización» (interanual orgánico). Y una vuelta al nivel normalizado de la ratio de CapEx sobre ventas de hasta el 15%.

Por otro lado, TEF confirmó la remuneración al accionista para 2020 y anunció la de 2021:

– El segundo tramo del dividendo de 2020 (0,20 euros brutos por acción) se pagará en junio de 2021, mediante la modalidad de dividendo flexible voluntario.

– Dividendo de 2021 de 0,30 euros brutos por acción pagadero en diciembre de 2021 (0,15 euros brutos por acción) y junio de 2022 (0,15 euros brutos por acción), mediante la modalidad de dividendo flexible voluntario.

Amortización de un total del 1,5% de acciones representativas del capital social en autocartera (1,860% a 13 de enero de 2021, según registro CNMV).

– Para todo ello, TEF propondrá a la JGA de la Compañía la adopción de los acuerdos societarios oportunos.