El Banco de Japón mantiene su política monetaria sin cambios: -0,10% el tipo repo y 0% objetivo de TIR a 10 años

Banco de Japón

Renta 4 | Apertura a la baja en las plazas europeas (futuros Eurostoxx -0,9%, S&P plano) después de una jornada ayer marcada por un nuevo repunte importante de la TIR 10 años EEUU (+10 pb hasta 1,75%), ante el persistente temor de los inversores a que el mayor crecimiento de la economía americana se traslade de forma intensa a la inflación y a pesar del discurso dovish de Powell el martes. Asimismo, se mantienen los rumores de que la administración de Biden estaría preparando la mayor subida de impuestos con lo que financiar el paquete de estimulos.

De fondo, reunión del Banco de Japón, que ha mantenido su política monetaria sin cambios en -0,10% el tipo repo y 0% objetivo de TIR a 10 años, con 8 votos a favor y 1 en contra. En cuanto a los programas de compra de deuda, ha habido unanimidad en mantenerlos sin cambios. Asimismo, la institución ha ampliado el rango de fluctuación de la TIR 10 años hasta 0-0,22%+/-0,25% vs nivel objetivo del 0% (desde 0-0,2% anterior), una decisión que el mercado podría interpretar como cierto endurecimiento monetario. Sin embargo, el mensaje es continuista con las reuniones anteriores, el Banco de Japón mantiene su guía de que continuará monitorizando de cerca el impacto de la crisis sanitaria y aplicará medidas adicionales en caso de ser necesario, mientras que espera que los tipos se mantengan en los niveles bajos actuales. Estas decisiones de política monetaria se adoptan en un contexto de ausencia total de presiones inflacionistas en Japón: en febrero, IPC general -0,4% i.a. (vs -0,4%e y -0,6% anterior) y subyacente -0,4% (vs -0,4%e y -0,6% anterior).

Siguiendo con bancos centrales, ayer el Banco de Inglaterra mantuvo sin cambios su política monetaria (tipos 0,1% y compras de activos 875.000 mln GBP y bonos corporativos 20.000 mln GBP). Destacó la mejora de las expectativas de recuperación, que es lo que considera que recoge el repunte de TIRes, pero sin alterar el discurso dovish, con el compromiso de mantener una política monetaria expansiva mientras persista la brecha de producción y no haya un repunte sostenido de la inflación (sí esperan IPC repuntando al 2% en primavera por los efectos base de la energía, pero sin continuidad en el medio plazo).

Por otro lado, hemos asistido a subidas significativas de tipos con el objetivo de detener la fuerte depreciación de sus divisas por parte del Banco Central de Turquía y de Brasil, +200 pbs (vs +100 pbs esperado por el mercado) hasta el 19% y +75pbs hasta el 2,75% (vs +50 pbs estimado) respectivamente, siendo la primera subida en 6 años en el caso del Banco Central de Brasil. Las divisas reaccionaron con apreciaciones del +1% vs euro del real brasileño y del +3% en el caso de la lira turca.

En materia de vacunas, el comité de seguridad de la EMA concluía ayer su reunión extraordinaria en la que ha evaluado de forma preliminar los indicios de riesgo de coágulos sanguíneos en personas vacunadas con la vacuna contra el Covid-19 de AstraZeneca. El comité ha reiterado que los beneficios de la vacuna siguen superando los riesgos de efectos secundarios, al tiempo que no se ha podido asociar a un incremento del riesgo de coágulos (no se aprecia causalidad). Por otro lado, tampoco hay evidencia de que haya habido problemas asociados a lotes específicos de la vacuna o a instalaciones manufactureras concretas. Sin embargo, sí reconocen que la vacuna pueda estar asociada con casos muy raros de coágulos de sangre asociados con trombocitopenia (niveles bajos de plaquetas en sangre), con la mayoría de casos notificados de mujeres menores de 55 años principalmente dentro de los 14 días posteriores a la vacunación. Es por ello que, a pesar de no haber podido identificar causalidad y su relativa baja frecuencia – 7 casos revisados por la EMA de entre 20 mln personas que han recibido la vacuna hasta el 16-mar en Reino Unido y el Espacio Económico Europeo (UE + Islandia + Liechtenstein + Noruega) – se van a realizar análisis detallados adicionales. A pesar de que los estudios sigan señalando que los beneficios superan los riesgos, el hecho de que sea necesario continuar con la evaluación de casos raros de trombocitopenia para poder confirmar o descartar su causalidad, junto con la reticencia que ya venía mostrando la población antes de conocer estar noticias, puede seguir lastrando la campaña de vacunación y dificultar el objetivo de inmunizar al 70% de la población a finales de verano.