Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 18 de julio de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Viernes, 05 de abril de 2019 13:00

Análisis de la estructura de largo plazo de la Bolsa americana: ¿dos años más de mercado alcista?

M&G Valores | En la última semana los índices europeos han dado otro tirón alcista significativo reforzando la tendencia alcista en el corto plazo. Aunque la situación de cada índice presenta alguna diferencia por el diferente comportamiento entre sectores y los pesos diversos que éstos tienen en los índices, podemos decir que en promedio el objetivo es volver hacia los máximos de 2017.

 

 

Es decir, recuperar casi todo lo perdido en la caída de 2018. Este movimiento se encuadraría dentro de un gran proceso lateral que viene desarrollándose desde los máximos de 2015. Desde entonces los índices europeos han desarrollado un gran tramo bajista hasta junio de 2016, otro alcista hasta finales de 2017, de nuevo otro bajista hasta diciembre de 2018, y ahora estamos en un proceso alcista camino de los máximos o en cada caso sus zonas de resistencia relevantes.

 

La cuestión clave es si esta vez vamos a ser capaces de romper las zonas de resistencia o vamos a volver a fallar y desarrollar un nuevo tramo bajista durante los próximos meses. Al menos en el corto plazo creemos que tenemos un margen de subida adicional del 5-10% hasta llegar a los niveles de resistencia clave. Un factor a tener en cuenta en el corto plazo es que el mercado está muy pendiente del previsible acuerdo entre China y Estados Unidos que podría anunciarse en próximas semanas. Es probable que hasta que no se produzca ese anuncio, o bien el no-acuerdo, el mercado se resista a corregir.

 

Las resistencias citadas, además, no son solo importantes en la estructura de medio plazo porque han sido techos de mercado en 2015 y 2017. Son también relevantes en la estructura de largo plazo pues enlazan con directrices lateral-bajistas que vienen de 2000 y 2007. Su superación, por tanto, tendría importantes implicaciones alcistas para los índices europeos en los próximos años.

 

La tendencia alcista de los índices norteamericanos en el medio-largo plazo está fuera de duda. A corto plazo están en las cercanías de los máximos históricos de 2018. Esto unido a la subida acumulada desde los mínimos de diciembre hacen posible que en algún momento se produzca una corrección más duradera. Con independencia de que se pueda atascar más o menos tiempo alrededor de esa zona de máximos, con vistas a los próximos meses/años seguimos viendo continuidad al mercado alcista.

 

Hemos realizado un análisis del S&P 500 basándonos en el modelo de la onda de Elliott (supone que el movimiento de los precios en los mercados sigue un patrón repetitivo de cinco ondas, tres de avance y dos de retroceso). Nuestra conclusión es que el escenario que consideramos más probable implicaría la continuidad del proceso alcista en los próximos dos años al menos. Un objetivo teórico para este movimiento sería la zona del 3.650 aprox, lo que implica una revalorización del orden del 30% desde los niveles actuales.  

 

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.