Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 15 de noviembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en BOLSAS INTERNACIONALES Martes, 01 de octubre de 2019 00:00

Enel: el potencial alcista, los atractivos dividendos, el alto crecimiento orgánico y la buena estrategia compensan los riesgos

Santander Corporate & Investment | Tras una impresionante apreciación bursátil del 55% en los últimos 12 meses (frente al 29% del sector), hemos revisado la historia bursátil de Enel. Mantenemos nuestra recomendación de Comprar, que descansa en:

 

 

La valoración. Hemos elevado nuestro precio objetivo un 39%, de €5,50/acción a €7,65/acción (potencial de revalorización del 16%). Esto implica un PER 2021E de c.13,6x (vs. 12,0x en la actualidad) frente a 13,7x del sector.

 

 

Dividendos atractivos. Creemos que el dividendo por acción (DpA) se elevará de €0,36/acción en 2020E a €0,41/acción en 2022E. Esto implicaría una rentabilidad del 5,8% (frente a la rentabilidad del flujo de caja libre del 8,8% si el gasto en inversión es igual a las amortizaciones).

 

Crecimiento orgánico. Prevemos uno de los crecimientos del BpA más atractivos del sector; tasa anual de crecimiento compuesto (TACC) del 10%E en 2018-22E, llegando a €0,59/acción o c.€6,0mm (6% por encima del consenso). Esto gracias a: (1) crecimiento orgánico centrado en redes y energías renovables; (2) transformación digital que implicaría sinergias adicionales; y (3) refinanciación de deuda costosa.

 

Buena estrategia: celebración del Día del Inversor 2020-22 el 26 de noviembre. La atención se centrará principalmente en: (1) el potencial de digitalización, que nos lleva a sumar €300mn de ahorro de costes en 2020-22E, elevando nuestro precio objetivo en €0,31/acción; (2) una sólida asignación de capital, ya que con c.€42,9mm de FC operativo en 2020-22E creemos que Enel va a seguir priorizando el crecimiento orgánico en redes y energías renovables, las transacciones corporativas de tamaño pequeño y medio (dispone de c.€10mm a estos efectos) y la remuneración a los accionistas; y (3) el final del carbón (menos de 0,4GW para 2030E, frente a 15,8GW en 2018).

 

Riesgos principales. (1) la no renovación para un tercer mandato de su equipo directivo actual, que es muy respetado por el mercado; (2) desde finales de mayo, el bono italiano a 10 años ha cedido c.150pb, respaldando así la cotización de la compañía (€1,0/acción); (3) pagar en exceso en transacciones corporativas, ya que, si bien Enel no es proclive a realizar adquisiciones de envergadura, siempre cabe el riesgo de que los objetivos de crecimiento orgánico sean difíciles de alcanzar; y (4) Enel podría no conseguir su objetivo de aumentar el beneficio neto un 4% en 2019 debido a Latinoamérica.

 

En síntesis, creemos que (1) el potencial alcista, (2) los atractivos dividendos, (3) el alto crecimiento orgánico y (4) la buena estrategia compensan con creces los posibles riesgos.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.