Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 26 de octubre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Viernes, 25 de septiembre de 2020 18:00

El Ibex 35 (-0,23%) registra su mayor retroceso semanal (-4,35%) desde finales de julio

Andrés Aragoneses (Singular Bank) | Jornada con tono mixto en el mercado de renta variable a nivel global, en un contexto marcado por la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia, que modera las expectativas de una senda de recuperación estable a corto plazo, lo que eleva la probabilidad de que se produzca una extensión de los estímulos diseñados para mitigar el impacto de la crisis global del Covid-19.

 

En esta coyuntura, en los mercados bursátiles asiáticos han predominado las ganancias, a excepción del Shanghai Composite que ha cerrado la sesión de hoy con un retroceso de un 0,12%, en una jornada en la que el Gobierno chino ha anunciado que proyecta fabricar 610 millones de dosis de sus vacunas frente al SARS-COV-2 antes que finalice este año y otras 1.000 millones de dosis en 2021. En contraste, ha destacado el avance del Sensex indio, en una sesión de menos a más, hasta cerrar con una revalorización de un 2,28%, así como las revalorizaciones del ASX 200 australiano (+1,51%) y el Nikkei 225 japonés (+ 0,51%).

 

Sin embargo, ni el cierre de ayer en positivo en Wall Street ni el tono generalmente alcista en Asia-Pacífico han evitado que en las bolsas europeas haya predominado nuevamente el rojo. Todo ello, en un contexto en que desde máximos de las últimas 52 semanas (01/09/2020) el euro se ha depreciado un 3.3% en su cruce frente al dólar. Así, el mercado mantiene su foco de atención en la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y el establecimiento de nuevas medidas de restricción de la movilidad y distanciamiento social en algunos núcleos de población de Francia, Reino Unido y España.

 

En este sentido, los inversores, con el horizonte en las elecciones presidenciales del mes de noviembre de EEUU, también han situado su punto de mira en las negociaciones en el Congreso estadounidense para aprobar un nuevo programa de estímulos fiscales. Todo indica que los representantes de los partidos Demócrata y Republicano están acercando posiciones, si bien se mantiene la divergencia en su cuantía ya que el partido Republicano defiende que ésta ascienda a 1,5 billones de dólares, frente a la cifra de 2,2 billones de dólares fijada por el partido Demócrata. En este escenario, Wall Street mantiene la tendencia alcista iniciada ayer una vez que la ralentización de la recuperación economía, reflejada en los últimos datos macroeconómicos publicados del mercado laboral y sector industrial, podría flexibilizar la postura del partido Republicano y acelerar un consenso sobre el nuevo programa de estímulos fiscales.

 

Así, en el ámbito macroeconómico, tras conocer ayer un ligero incremento de las peticiones semanales de desempleo hasta 870.000 nuevas solicitudes, el dato de pedidos de bienes duraderos de agosto ha constatado en cierto grado la ralentización de la actividad económica de EEUU. En concreto, en agosto, los nuevos pedidos de bienes duraderos crecieron un 0,4% respecto a julio, 11,3 pp menos que en el mes anterior (11,7%), y 1,1 pp por debajo de las expectativas del consenso de mercado (1,5%).

 

No obstante, a pesar de la debilidad del dato, el dólar mantiene su tendencia alcista de esta semana, con el cruce eurodólar situándose en 1,162 dólares por euro (-0,4%).

 

En este contexto, entre los principales índices bursátiles europeos ha predominado el rojo en un rango de entre un -0,2% y un -1,1%, con la excepción del Footise 100 inglés que ha cerrado la sesión con una revalorización de un 0,34%. Asimismo, ha destacado que el Stoxx Europe 600 Banks (-1,23%) se ha situado en mínimos históricos intradiarios (con datos desde el 31 de diciembre de 1986). Por su parte, las mayores caídas bursátiles se han concentrado en el DAX 30 alemán, que ha retrocedido un 1,09%, y el CAC 40 francés (-0,69%).

 

En España, el IBEX 35 (-0,23%) registra su mayor retroceso semanal (-4,35%) desde finales de julio, cerrando en 6.628 puntos. Entre sus componentes, ha destacado la evolución de Pharma Mar (+3,49%), que ha superado nuevamente el umbral de 100 euros por acción, Meliá Hotels (+1,83%) y Viscofan (+1,43%). Por otro lado, en terreno negativo, los retrocesos más acusados se han situado en Ferrovial (-3,93%), a pesar del anuncio de la refinanciación de la deuda de una autopista en Texas (EEUU), CaixaBank (-3,54%) y Bankia (-3,40%).

 

En EEUU, tras los avances de ayer en una sesión volátil, a cierre de la sesión europea sus principales índices bursátiles cotizan con ligeros avances (inferiores a un 1%) a pesar del dato por debajo de las expectativas de pedidos de bienes duraderos. En este contexto, el S&P 500 busca superar el nivel de 3.300 puntos y el Nasdaq Composite el de 10.800 puntos.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.