Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 15 de agosto de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Miércoles, 01 de abril de 2015 02:00

La falta de acuerdo con Grecia y su cuestionada liquidez invitan a los inversores a reducir posiciones

J.J Fernández-Figares (Link Securities) | Tras el negativo cierre de Wall Street ayer, hoy esperamos que las bolsas europeas abran a la baja en una sesión que será de escasa actividad dada la cercanía de la Semana Santa. La falta de avances en las negociaciones con Grecia creemos que pesará en el ánimo de unos inversores que preferirán no irse de vacaciones “muy cargados” por lo que pueda ocurrir en los próximos días –la liquidez que mantiene Grecia para hacer frente a los próximos pagos que debe afrontar es toda una incógnita-, por lo que optarán por reducir posiciones, aprovechando las fuertes alzas de muchos valores durante el primer trimestre del año.

 

 

Únicamente si los índices adelantados de actividad de los sectores manufactureros, los PMI manufacturas de marzo, que se publicarán esta mañana en la Zona Euro sorprenden al alza podríamos asistir a un giro alcista en las bolsas. En este sentido, señalar que esta madrugada se han publicado estos indicadores en China con lecturas contradictorias entre el índice oficial y el que elabora el banco HSBC. No obstante, se pude concluir que la actividad manufacturera china sigue mostrando cierta debilidad, consecuencia de una demanda interna y externa moderada. De continuar así, es muy factible, como parecen descontar los mercados de valores chinos, que las Autoridades del país adopten nuevas medidas para impulsar el crecimiento económico.

 

Por último, señalar que por la tarde en EEUU se conocerán también los dos índices adelantados de actividad de los sectores manufactureros, el que elabora el Institute of Supply Management (ISM) y el de la consultora Markit, el conocido como el PMI manufacturas. Pero la atención de los inversores se centrará más en los datos que sobre la evolución del empleo privado en el mes de marzo dará a conocer la procesadora de nóminas ADP, ya que esta cifra es una buena aproximación de los datos de empleo generales que se publicarán el viernes y que, de ser muy positivos, podrían aumentar las expectativas de que la Reserva Federal (Fed) inicie el proceso de subidas de tipos oficiales tan pronto como en la reunión que mantendrá su Comité de Mercado Abierto (FOMC) en junio. Es por ello que en este caso una buena cifra de empleo privado sería mal acogida por los mercados y, al revés, un mal dato sería “celebrado” por los inversores.

 

La jornada de ayer

Si el lunes las bolsas europeas y estadounidenses subían con fuerza en una sesión de escaso volumen de contratación, ayer martes los inversores aprovecharon para tomar beneficios deshaciendo algunas posiciones, lo que llevó a los principales índices de estos mercados a cerrar la jornada con significativas caídas. La falta de referencias macro y empresariales de calado hizo que los inversores volvieran a centrar su atención en las negociaciones que mantiene Grecia con sus socios de la Eurozona y con sus acreedores.

 

De momento, y dada la falta de concreción y credibilidad de la lista de reformas presentada por el Gobierno heleno el pasado fin de semana, parece que no va a haber acuerdo antes de Semana Santa. Es más, ayer desde la Comisión Europea se reiteró que la “pelota está ahora en el tejado” de Grecia y se llegó, incluso, a decir que podría no alcanzarse un acuerdo antes de finales de abril. De ser así, no está nada claro que Grecia pueda hacer frente a los pagos pendientes, especialmente a los que debe hacer al FMI en las próximas semanas. Es por ello que los inversores, que hasta el momento han venido confiando en que al final se alcanzaría un acuerdo, empiezan a ponerse algo nerviosos, tal y como se pudo observar ayer en los mercados de renta variable de la región.

 

Otro foco de atención estos últimos días, especialmente por el impacto potencial que puede llegar a tener en el precio del crudo, son las negociaciones que están manteniendo Irán y un conjunto de seis potencias mundiales sobre el programa nuclear del país asiático. Ayer se sobrepasó la fecha límite para alcanzar dicho acuerdo, aunque parece que hoy seguirán las negociaciones y es posible que se llegue a redactar un documento que refleje un acuerdo preliminar entre las partes. De llegarse finalmente a un acuerdo, es muy factible que comiencen a levantarse las sanciones a Irán, lo que permitiría al país exportar más petróleo, algo que incrementaría la presión sobre los precios de esta materia prima, ya de por sí muy deprimidos.

 

Por lo demás, señalar que en Wall Street la sesión fue de más a menos, cerrando los principales índices muy cerca de sus niveles mínimos. Los datos macroeconómicos que se dieron a conocer fueron mixtos, con el índice adelantado de actividad de los sectores de las manufacturas de la región de Chicago, correspondiente al mes de marzo, mostrando contracción por segundo mes de forma consecutiva y sorprendiendo así a los analistas, que esperaban que el indicador mostrara nuevamente expansión de la actividad en estos sectores tras el mal dato de febrero –se achacó en gran medida al mal tiempo y las huelgas portuarias-, mientras que el índice de confianza de los consumidores de marzo, un buen indicador adelantado de consumo privado, superó holgadamente lo esperado por los analistas, apoyándose en las mejores expectativas de los consumidores.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.