Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 18 de junio de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Martes, 22 de mayo de 2018 08:30

Irán, Venezuela... 7 dólares de diferencia entre el Brent (79,42) y el WTI (72,49)

Paula Sampedro (Link Securities) | Las Bolsas europeas cerraron ayer de forma mixta, aunque en general al alza, en una jornada sin mucha actividad y en la que muchas de ellas permanecieron cerradas por la celebración del Lunes de Pentecostés.

 

La relajación de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos fue el principal catalizador de las alzas de las Bolsas. No obstante, en el caso de los índices español e italiano, que cerraron en negativo, pesaron más las preocupaciones sobre las propuestas económicas del nuevo Gobierno que La Liga y el Movimiento 5 Estrellas están intentando formar en Italia, y en concreto sobre su impacto en el déficit público del país que, recordamos, ya soporta una deuda pública superior al 130% de su PIB. Estas preocupaciones se reflejaron en la prima de riesgo de los bonos italianos respecto a los alemanes, que subió de nuevo, otros 25 puntos básicos, hasta 190 puntos. Igualmente, y por simpatía, la prima de riesgo de la deuda pública española aumentó 13 puntos, hasta los 98 puntos básicos, y la de la portuguesa 19 puntos hasta los 145 puntos básicos.

 

Por el contrario, los índices bursátiles estadounidenses cerraron ayer claramente al alza, impulsados por los valores industriales que celebraron la relajación de las negociaciones entre China y Estados Unidos, noticia que fue el principal foco de atención de los inversores, y por el sector de la Energía, siguiendo al precio del crudo, que ayer volvió a subir, un 1,4%. Destacar que el Dow Jones cerró por encima de la marca de los 25.000 puntos, lo que no ocurría desde marzo. Por lo demás, al igual que en Europa, la sesión fue relativamente tranquila, sin grandes noticias aparte de las procedentes del plano geopolítico.

 

De nuevo, hoy las Bolsas europeas se enfrentan a una agenda sin grandes referencias macroeconómicas y sin presentaciones de resultados trimestrales que destacar en Europa. No obstante, la situación política italiana, y su reflejo en las primas de riesgo de los bonos italianos y de la periferia del euro, seguirán pesando en los mercados europeos.

 

Igualmente, el precio del crudo será otra referencia a tener en cuenta por parte de los inversores, por las posibles consecuencias que este pueda tener en la inflación y, por tanto, en el panorama a medio plazo de los tipos de interés. Hoy el precio del crudo sigue subiendo en los mercados asiáticos, tras anunciar Estados Unidos nuevas sanciones económicas contra Venezuela tras la victoria de Nicolás Maduro en las elecciones. Además, los posibles titulares que surjan sobre la situación en Irán, país al que ayer Estados Unidos indicó doce puntos básicos para alcanzar un nuevo acuerdo, serán recogidos también por la cotización del crudo. En este punto, indicar que el diferencial de precio entre el crudo Brent y el WTI estadounidenses ha alcanzado 7 dólares el barril, el máximo desde 2015 (antes de que el crudo estadounidense se abriera a la exportación), lo que podría indicar que el crudo estadounidense no está siendo capaz de hacer frente a la escasez de oferta de crudo en los mercados internacionales –no hay suficientes oleoductos para llevar el crudo al mercado–. A primera hora de este martes, el WTI cotizaba en 72,49 dólares, mientras que el Brent lo hacía en 79,42 dólares.

 

 

Por otro lado, el gobernador del Banco de Inglaterra (BoE), Mark Carney, comparece hoy ante el Parlamento británico, en el que se espera que se le cuestione sobre la decisión de no subir tipos de interés en la última reunión del BoE, así como sobre el impacto del brexit en la economía de Reino Unido, incertidumbre que sigue latente en los mercados.

 

Otra variable a vigilar, especialmente en aquellos valores con una importante exposición a los mercados emergentes, es la evolución de las divisas emergentes, que siguen sufriendo ante la revalorización del dólar y la subida de las rentabilidades de los bonos estadounidenses.

 

Con todo, esperamos una apertura mixta en las Bolsas europeas, con las que ayer se mantuvieron cerradas (Alemania, Suiza, Austria, entre otras) recuperando al menos parte del terreno perdido.