Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 21 de octubre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en Noticias Premium Viernes, 15 de junio de 2018 08:00

Italia: las tensiones retornarán

Francisco Vidal (Intermoney) | En plena primavera, los temores políticos situaban a Italia en el centro de atención de los mercados, si bien la inestabilidad política no es una cuestión nueva para la democracia italiana ya que, desde 1945, se han sucedido 44 gobiernos, incluyendo el encabezado por Conte. Las dificultades para gobernar en la tercera economía del euro son estructurales y, esta vez, la diferencia ha radicado en la mayor sensibilidad del mercado a esta situación.

 

Curiosamente, la mencionada inquietud empezó a tomar forma en una jornada atípica en la que los mercados globales permanecieron a medio gas al darse un largo fin de semana para los inversores de EEUU y Reino Unido. Bien es cierto que, con su retorno a la actividad, vivimos mayores tensiones, pero el temor ya estaba instalado previamente en los mercados y se coqueteaba con la idea de unas elecciones que pudieran ser utilizadas a modo de plebiscito sobre el euro.

 

A la postre, los temores se contuvieron ante una estrategia del presidente Sergio Mattarella tendente a la configuración de un gobierno menos político y más técnico que acababa teniendo relativo éxito. La Liga y el M5S realizaron ciertas cesiones y, entre estas, se encuadró el perfil más técnico de quien es el responsable de la cartera de Economía, Giovanni Tria, decano de la Facultad de Economía Política de la Universidad de Roma Tor Vergata y presidente de la Escuela Nacional de Administración. Tria posee un perfil mucho más amable que el vetado Savona y, a diferencia de él, plantea claramente la permanencia en el euro.

 

Otra cuestión diferente es que Giovanni Tria acabe siendo cómodo para Bruselas, a pesar de su primera toma de posición en la que decía todo lo necesario para ganarse la confianza de los inversores. Sin embargo, las razonables críticas de Tria al superávit por cuenta corriente de Alemania, que alcanza cotas del 8% del PIB y supone un importante desequilibrio para la zona euro, se entremezclan con sus apreciaciones ácidas en contra de la gobernanza económica de la UE con la vista puesta en un cambio de las reglas presupuestarias. Los ajustes realizados en el gobierno italiano minimizan el riesgo de un escenario de confrontación total con los socios europeos que llegue a poner en duda el proyecto del euro, pero no evitarán que se den fricciones con Bruselas. Unas fricciones que excederán lo económico, dado que el euroescéptico y vetado responsable de dicho ámbito económico, Paolo Savona, será el ministro de Asuntos para la UE. Por lo tanto, se avecina bastante trabajo a forma de contrapeso para el nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Enzo Moavero Milanesi, asistente del antiguo primer Ministro Mario Monti.

 

PUEDE LEER EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA ZONA PREMIUM