Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 22 de octubre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Lunes, 03 de diciembre de 2018 08:30

Los inversores recuperan su apetito por el riesgo

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | La semana comienza con una muy buena noticia para los inversores ya que el factor de incertidumbre que más ha penalizado el comportamiento de los mercados parece que se ha podido “reconducir”.

 

 

Así, y tal y como contemplábamos en nuestro escenario base, Estados Unidos y China han alcanzado una “tregua” en su disputa comercial, tregua que muchos analistas e inversores veían muy poco probable hasta hace unas semanas. De momento ninguno de los dos países implementará nuevos aranceles comerciales, mientras se abre un periodo de tiempo en el que delegaciones de ambas naciones intentarán acercar posturas, posturas que en muchos temas siguen distantes. Si bien es cierto que la “interpretación” del resultado de la reunión entre el presidente de Estados Unidos, Trump, y su homónimo chino, Xi, dista de ser homogénea, con los estadounidenses hablando de un periodo de tregua de 90 días y los chinos sin marcar una fecha límite a la negociación, entre otros matices, la realidad es que todo apunta a que a ambas partes el escenario de un conflicto comercial extendido en el tiempo no les interesaba ni política ni económicamente.

 

De esta tregua serán los activos considerados de mayor riesgo los que salgan más beneficiados, ya que esperamos que los inversores, que se han venido manteniendo al margen de los mismos prácticamente desde el verano, vuelvan a incrementar posiciones en este tipo de activos. Aparte de la renta variable, que ha reaccionado con fuertes alzas esta madrugada –tanto las bolsas asiáticas como los futuros de los índices bursátiles estadounidenses están experimentando fuertes revalorizaciones–, son las materias primas minerales y el petróleo los que salen más fortalecidos, como se ha podido comprobar tras la apertura de los mercados asiáticos. Esperamos, por tanto, que sean los valores relacionados con estos productos los que más “celebren” el acuerdo entre Estados Unidos y China cuando abran esta mañana las bolsas europeas. Además, otros sectores que han sido muy penalizados por miedo al impacto que en los mismos podrían tener aranceles adicionales, el tecnológico y el industrial, especialmente el del automóvil, esperamos que experimenten hoy fuertes alzas. En sentido contrario, los valores de corte defensivo se quedarán más rezagados.

 

No descartamos, además, que durante la sesión muchos inversores que mantenían posiciones cortas al mostrarse escépticos sobre la posibilidad de que Estados Unidos y China llegaran a un acuerdo en el ámbito comercial, se vean obligados a cerrarlas, lo que tendrá un impacto muy positivo en el comportamiento de los índices.

 

Por tanto, en unos pocos días dos de los factores que más han lastrado el comportamiento de las bolsas en el ejercicio, la posibilidad de que la Reserva Federal (Fed) fuera demasiado lejos en su proceso de alzas de tipos y la posible guerra comercial a gran escala entre Estados Unidos y China, parecen haberse reconducido para bien, al menos en el corto/medio plazo, lo que puede facilitar un fin de año positivo para las bolsas mundiales. En el horizonte el único obstáculo se nos antoja que es la votación del próximo 11 de diciembre en el Parlamento británico del acuerdo entre el Reino Unido y la UE, ya que de no lograr el mismo los votos necesarios el escenario político en el Reino Unido se complicaría sobremanera, “salpicando” sin duda al resto de la UE.

 

Más a corto plazo, y centrándonos en la semana que hoy comienza, señalar que ésta presenta una agenda macro muy intensa, en la que destacaríamos la publicación hoy en Europa y en Estados Unidos de los índices adelantados de actividad de los sectores de las manufacturas, correspondientes al mes de noviembre; el miércoles de los mismos índices, pero de los sectores de servicios; y el viernes de los datos de empleo del mes de noviembre en Estados Unidos. Además, el jueves 6 se reúne el cártel de la OPEP en Viena y todo apunta a que los países que lo integran y sus socios “no OPEP”, entre ellos Rusia, volverán a optar por una reducción de la producción, que rondará los 1,3 millones de barriles al día. En este sentido, señalar que el presidente de Rusia afirmó en Buenos Aires (Argentina) en el marco de la cumbre del G20 que su país renovaba el acuerdo de colaboración con la OPEP. Había dudas respecto a la posición de Rusia que estas declaraciones creemos que disipan definitivamente. Está por ver el impacto que finalmente tiene esta nueva reducción de la producción en el precio del crudo, teniendo en cuenta que los frackers norteamericanos siguen incrementando su producción a ritmo elevado, “robando” cuota de mercado a los países de la OPEP y a sus socios. En el corto plazo, y como podemos observar esta madrugada, con el precio del crudo recuperando más del 5%, la decisión de la OPEP creemos que servirá, como poco, para evitar que esta variable siga perdiendo terreno.

 

Esperamos, por tanto, un inicio de semana muy positivo en las bolsas mundiales, con los inversores recuperando su apetito por el riesgo. Además, y de no surgir nuevas “amenazas” en el corto plazo, creemos que podemos asistir a un fin de ejercicio positivo en los mercados de valores occidentales, que entendemos están en disposición de recuperar gran parte de lo que han cedido en los últimos meses.