Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 16 de septiembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Viernes, 14 de diciembre de 2018 08:30

La ralentización en la economía china podría provocar una jornada bajista en las bolsas

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Ayer asistimos a una sesión de transición en las bolsas europeas y estadounidenses, con los inversores aprovechando la jornada para “digerir” los últimos acontecimientos, cerrando los principales índices de forma mixta y sin grandes variaciones.

 

Así, y sin grandes titulares al respecto, el conflicto comercial entre Estados Unidos y China siguió muy presente en la mente de los inversores. A última hora del día, y tras declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y del secretario de Comercio, Wilbur Ross, se supo que la Administración estadounidense parece dispuesta a “apretar” al Gobierno de China todo lo que pueda para sacarle más concesiones. Así, ambos políticos señalaron que lo ofrecido por China en materia comercial y de política industrial era todavía insuficiente. Este tipo de declaraciones se van a repetir a menudo en los próximos meses como parte de la táctica negociadora del Gobierno de Estados Unidos. Tampoco descartamos declaraciones en este sentido del Gobierno chino, lo que generará tensiones en los mercados de forma puntual.

 

Además, el tema del brexit siguió acaparando titulares después de que la primera ministra británica, Theresa May, “sobreviviera” a la moción de “no confianza” planteada por los parlamentarios críticos de su propio partido. Ayer May intentó convencer a sus socios en la UE para obtener garantías por escrito de que Reino Unido no permanecerá de manera indefinida en la unión aduanera europea –la pertenencia a esa unión aduanera es la fórmula pactada para evitar la aparición de una frontera física entre Irlanda e Irlanda del norte–. Sin embargo, May fracasó en el intento en un clima de hartazgo por parte del resto de miembros de la UE, que atienden como espectadores a la caótica situación política por la que atraviesa el Reino Unido. El brexit seguirá siendo un factor de elevado riesgo para las bolsas europea en los próximos meses ya que, a día de hoy, todos los escenarios son posibles: desde un brexit “duro” a un “no brexit”.

 

Por último, ayer el Consejo de Gobierno del BCE, en su última reunión del año, cumplió con el guion previsto y, tras mantener sin cambios sus tasas de interés de referencia, anunció formalmente el final del programa de compra de activos en los mercados secundarios. No obstante, y tras revisar ligeramente a la baja sus expectativas de crecimiento para la economía de la Eurozona la institución, y en boca de su presidente el italiano Mario Draghi, dejó clara su intención de mantener sus políticas monetarias acomodaticias por el tiempo que considere necesario. El BCE, por ejemplo, mantendrá su política de reinversión de los bonos que venzan de su cartera por un periodo indefinido una vez que lleve a cabo su primera alza de tipos, movimiento éste que no se prevé que realice hasta pasado el verano 2019 como muy pronto. Destacar que los mercados apenas reaccionaron tras el comunicado del Consejo de Gobierno del BCE y tras la intervención de Draghi en rueda de prensa, por lo que la tan esperada reunión no fue “el acontecimiento” que esperábamos para los mismos. 

 

Hoy, y, para empezar, esperamos que las bolsas europeas abran claramente a la baja, lastradas por la publicación en China de una batería de datos macro que apuntan a una mayor ralentización del crecimiento económico del país de lo esperado, hecho que ha lastrado el comportamiento de las bolsas asiáticas esta madrugada. Todo parece indicar que, de momento, el conflicto comercial con Estados Unidos le está pasando factura. Es por ello que la Administración Trump parece dispuesta a sacar provecho de ello, apretando, como hemos señalado, todo lo que pueda y más para sacar nuevas concesiones al Gobierno chino en materia comercial.

 

Por lo demás, destacar que en la agenda macro de hoy destaca la publicación en la Zona Euro, Alemania, Francia y Estados Unidos de las lecturas preliminares de diciembre de los índices adelantados de actividad de los sectores de las manufacturas y de los servicios, los conocidos como PMIs. En principio, se espera que estos indicadores muestren cierta estabilización del ritmo de expansión de la actividad en Europa y una ligera moderación del mismo en Estados Unidos. Cualquier sorpresa en un sentido u otro podría “mover” los mercados. Además, y en Estados Unidos, también se conocerán las cifras de las ventas minoristas y de la producción industrial de noviembre.