Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 19 de julio de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Lunes, 17 de diciembre de 2018 10:05

Todo apunta a que habrá concesiones por parte de Italia en las negociaciones por el déficit

Juan- José Fdez- Figares | Hace unas semanas comentábamos que sólo veíamos dos potenciales catalizadores capaces de hacer girar al alza los mercados de valores occidentales en el corto plazo : i) la revitalización de las negociaciones comerciales entre EEUU y China ; y ii) que la Reserva Federal (Fed) levantase el pie del acelerador en su proceso de alzas de tipos. Sin embargo, y a pesar de que las dos mayores potencias económicas mundiales han retomado sus negociaciones comerciales, iniciando un acercamiento de posturas bastante prometedor, las bolsas europeas y estadounidenses han seguido presionadas, incapaces de recuperar nada de lo cedido en los últimos meses.

De hecho, el viernes los tres principales índices bursátiles estadounidenses entraron a la vez en fase correctiva al haber cedido más del 10% desde sus recientes máximos, algo que no ocurría desde 2016. Es más, el de este año es el peor inicio del mes de diciembre para la bolsa estadounidenses desde 1980. Por tanto, y a pesar de que uno de los factores que venía pesando muy negativa parece encarrilado, los inversores no han reaccionado como esperábamos.

 

Esta semana “entra en juego” la Fed, que mantendrá el martes y el miércoles la última reunión de su Comité de Mercado Abierto (FOMC). Hay muchas “esperanzas” puestas en que la mencionada reunión pueda ser positiva de cara al comportamiento de los mercados en las últimas sesiones del ejercicio. Así, y dando por hecho de que la Fed volverá a subir sus tasas de interés de referencia en un cuarto de punto, se espera que los miembros del FOMC, cuando dibujen sus expectativas de evolución de los tipos de interés oficiales en el “diagrama de puntos”, se muestren más “conservadores” que en septiembre, cuando esperaban tres nuevas alzas en 2019. Los inversores descartan este escenario por completo -le dan una probabilidad inferior al 10%- dada la debilidad de la economía global y la elevada volatilidad de los mercados financieros-. Está por ver si la visión que tienen los miembros del FOMC sobre el devenir de la economía estadounidense coincide con las expectativas de los mercados. Las últimas intervenciones públicas de algunos miembros relevantes de la Fed, entre ellos de su presidente, Jerome Powell, así parecen indicarlo, pero habrá que esperar al miércoles para conocer realmente cuál es su postura al respecto. Nosotros, en principio, esperamos que se confirme que la Fed, a partir de ahora, diseñará su política monetaria en función de las cifras macroeconómicas que se vayan conociendo y no, como ha sucedido hasta ahora, en función de las expectativas sobre el devenir de la economía de EEUU que manejaban sus miembros. Además, esperamos que en el “diagrama de puntos” se retire, al menos, una de las tres subidas adicionales de los tipos de interés oficiales que mostraba este gráfico en septiembre, no descartando que sólo se muestre una.

 

Si la Fed “comunica” que está dispuesta a hacer un “alto en el camino” en su proceso de alzas de tipos e indica que el tipo de interés neutral, el nivel de las tasas oficiales que ni aporta al crecimiento económico ni le resta, está cercano, es muy factible que las bolsas lo reciban de forma muy positiva. En sentido contrario, si los miembros del FOMC se muestran indiferentes ante los temores de los inversores y la volatilidad mostrada por los mercados financieros, e insisten en que la fortaleza de la economía estadounidense y los niveles de inflación aconsejan mantener sus planes de subidas de tipos oficiales -3 veces más en 2019-, los mercados van a sufrir nuevas y duras caídas.

 

Por tanto, y en nuestra opinión, la última reunión del FOMC de 2018 puede ser determinante para el devenir de los mercados de valores occidentales en el corto/medio plazo. De ahí que pensemos que va a condicionar mucho el comportamiento de los mismos durante los primeros días de la semana que HOY comienza, ya que muchos inversores van a optar por mantenerse al margen de los mismos, a la espera de conocer qué es lo que hace y dice la Fed el miércoles.

 

Por otro lado, y en lo que hace referencia a la agenda macro de la semana destacar la publicación hoy de las cifras definitivas de la inflación de noviembre de la Zona Euro y, ya por la tarde en EEUU, del índice de manufacturas de Nueva York de diciembre; mañana destaca la publicación de los índices IFO del mes de diciembre, índices que muestran la confianza que en la economía de Alemania tienen los empresarios alemanes y, por último, el viernes, conoceremos la lectura preliminar de diciembre del índice de confianza de los consumidores de la Zona Euro, la lectura final de los PIB del 3T2018 del Reino Unido y EEUU, y el índice de sentimiento de los consumidores de EEUU del mes de diciembre.

 

En el ámbito político también habrá referencias importantes, empezando por las negociaciones que mantienen la Comisión Europea (CE) y el gobierno populista italiano por la cifra de déficit que contempla el proyecto de presupuestos 2019 de Italia. Todo apunta a que habrá concesiones por parte del Gobierno italiano, lo que puede evitar que la CE inicie el expediente sancionador con el que le ha amenazado-. De ser así, y lograr ambas partes alcanzar un acuerdo, los mercados de bonos y de renta variable de la Zona Euro tendrán algo que celebrar. También continuará durante la semana el “drama” del brexit, cuyo desenlace parece cada vez más complejo. Es más, en el Reino Unido parece que la corriente a favor de repetir el referéndum parece que va sumando cada vez más adeptos, incluso dentro del partido de la primera ministra Theresa May, el conservador. Por último, y también en el ámbito político y en EEUU, existe la posibilidad de que el presidente Trump fuerce a finales de semana el cierre parcial del Gobierno Federal, al no haber alcanzado un acuerdo con los Demócratas para financiar el muro que quiere acabar de construir en la frontera con Méjico. Este tema puede desestabilizar algo las bolsas estadounidenses, que han estado todo el año muy pendientes de la política nacional.

 

Por último, y para empezar la semana, esperamos que hoy las bolsas europeas abran entre planas y ligeramente alcistas, en línea con lo que han hecho esta madrugada las asiáticas, mercados estos que han obviado por completo las fuertes caídas que experimentaron el viernes los índices bursátiles estadounidenses. La actividad, en principio, esperamos que sea reducida, con muchos inversores manteniéndose al margen del mercado, a la espera de acontecimientos.