Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 25 de agosto de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en GESTORES Viernes, 07 de junio de 2019 13:00

Con la que está cayendo… ¿quién se atreve a entrar en fondos de renta variable?

Manuel Moreno Capa (Director de GESTORES) | No se asusten por los últimos datos: es cierto que, según Inverco, los activos bajo gestión en fondos españoles registraron en el mes de mayo el primer retroceso desde diciembre. Después de casi cinco meses subiendo, mermaron un 1,3 por ciento… que en realidad es bien poco a la vista de la que está cayendo casi todos los mercados.

 

Por si no fuera bastante la permanente volatilidad que generan Trump, el Brexit, los populismos, etcétera, etcétera… el sabio Mario Draghi –ya de retirada en su jefatura al frente del Banco Central Europeo– nos dejó claro en su intervención del 6 de junio que no las tiene todas consigo. Que no se fía, vaya, por lo que mantiene su estrategia de tipos bajos, unidos a de posibles nuevos estímulos de compra de deuda, al menos hasta el primer semestre de 2020. ¿Se japonizan tanto Europa como Estados Unidos, con escenarios de tipos cero, sin apenas inflación ni crecimiento?

 

En este entorno, no es extraño que la volatilidad de los mercados haya provocado ese retroceso del 1,3 por ciento en el mercado español de fondos durante el mes de mayo. Esto supone 3.393 millones de euros menos gestionados. Pero casi todo ello se debe precisamente al deterioro de los mercados, ya que, siempre según los datos de Inverco, los inversores realizaron durante el mes pasado suscripciones netas de 218 millones de euros, lo que deja el patrimonio de los fondos españoles en 265.597 millones de euros. Y eso es aún un 3% más que a cierre del nefasto ejercicio 2018.

 

Cierto: casi todo el dinero nuevo invertido en fondos ha ido a la conservadora renta fija… aunque no sea muy conservador apostar ahora por renta fija con los tipos de interés oficiales prácticamente en negativo. Pero, claro, ¿quién se atreve a apostar por la renta variable, tras los últimos sustos de las bolsas? Entre la guerrilla tecnológica en torno a Huawei, las guerras comerciales y las escaramuzas varias (a las que se suman unos valores bancarios castigados por la persistencia de los bajos tipos oficiales)… ¿quién es el guapo que se atreve a entrar en fondos de renta variable?

 

Pero, con los tipos de interés moribundos al menos hasta mediados de 2020, ¿qué se puede esperar de la renta fija? No demasiado. Sin embargo, con la renta variable en horas bajas, el inversor que apueste por fondos con visión de medio y largo plazo debería recordar aquello de “comprar con el ruido de los tambores y vender con el sonido de los violines…”.

 

¡Atención!: hablamos siempre de posibles nuevas suscripciones, ya que tampoco es conveniente realizar cambios bruscos en carteras de fondos que ya tengan un perfil de medio y largo plazo. Si usted tiene que estar modificando su cartera cada vez que cambian los vientos en los mercados, seguramente es porque no la tiene bien construida.