Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 21 de agosto de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en GESTORES Miércoles, 14 de agosto de 2019 09:00

El resultado de las primarias argentinas podría revertir las políticas pro-mercado de Macri

Andressa Tezine (Fidelity) | La fuerte caída de los bonos y acciones internacionales de Argentina, tras la sorpresa de la derrota en las elecciones primarias del Presidente Macri, podría contagiar a otras economías latinoamericanas y mercados emergentes (ME) mientras los inversores buscan el reequilibrio de sus posiciones.

 

 

Pero también pueden surgir oportunidades en otros ME que se vean atrapados en una venta indiscriminada. Mientras, podemos esperar que haya una reversión de las políticas pro-mercado de Macri si la oposición se hace con el poder en octubre.

 

Ola populista


 

El Presidente Macri ha perdido las elecciones primarias en Argentina, por un margen mayor al esperado, en favor del candidato de la oposición populista Alberto Fernández y su colega (y ex Presidenta) Cristina Fernández de Kirchner. Estas elecciones normalmente son un buen pronóstico del resultado de las elecciones generales, que tendrán lugar el próximo 27 de octubre.  

 

Macri obtuvo el 32% de los votos mientras que Fernández consiguió el 47%. Macri había introducido medidas de austeridad para estabilizar la asediada economía argentina pero el voto del domingo ha enviado un claro mensaje de que dichas políticas no son aceptadas por los votantes. Con cerca de 15 puntos porcentuales de diferencia entre ambos candidatos, las posibilidades de que Macri derrote a Fernández en las elecciones presidenciales parecen mínimas.  

 

Argentina se encuentra en recesión y el peso ha perdido la mitad de su valor frente al dólar desde el año pasado. El país tiene una de las tasas de inflación más altas del mundo, aunque se había reducido recientemente tras alcanzar un máximo del 57,3% en mayo. Los mercados esperaban que las reformas pro-mercado de Macri animaran las inversiones internas en Argentina. Sin embargo, estos resultados indican que el país podría volver a políticas como el control de la divisa y el capital, la reestructuración de la deuda y el incremento de los subsidios.

 

Reacción del mercado


 

Los mercados anticipan la Victoria de Fernández con una caída de los bonos en dólares de 17-20 puntos porcentuales. El peso argentino cayó en la apertura del Lunes alrededor de un 30% y en el momento de escribir estas líneas cotiza alrededor de 59 pesos por dólar, mientras el banco central no interviene para apuntalar la divisa. Por tanto esperamos que la curva de tipos en dólares soberanos permanezca invertida, pues los mercados se encuentran fuertemente posicionados en Argentina en bonos en dólares.  


 

El rol del Fondo Monetario Internacional (FMI) ante un potencial gobierno de Fernández también será objeto de un fuerte escrutinio, pues es probable que dicho gobierno acuda al FMI con la intención de reestructurar la deuda del país. Esto ocurriría poco tiempo después de que Macri negociara el mayor rescate en la historia del FMI (57.000 millones de dólares), condicionado por medidas de austeridad.

 

Esperamos que los mercados se centren en cuándo y cómo un potencial gobierno de Fernández-Kirchner anunciaría nuevas medidas controvertidas que revertirían las reformas de Macri. Con independencia del momento de los anuncios oficiales, los mercados descontarán esto en el precio antes de las elecciones del 27 de octubre. En consecuencia, los inversores deberían estar muy atentos a la evolución política de los próximos meses y considerar si pueden aguantar los riesgos asociados. Si las preocupaciones sobre Argentina se extienden a los ME en general, se podrían crear oportunidades para los inversores ágiles en los países sin conexión con este proceso electoral ni su resultado final.