Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 26 de noviembre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en GESTORES Viernes, 13 de noviembre de 2020 08:30

Biden en el despacho oval: ¿Qué podemos esperar de los mercados financieros?

Álvaro Cabeza (UBS AM) | Es posible que a raíz de la victoria de Biden dé lugar a un apoyo fiscal suficiente para una economía que todavía se enfrenta a los retos de la pandemia, aunque menos de los que se esperaban si hubiera habido un gobierno demócrata unido.

 

Asimismo, es probable que el nuevo presidente siga una política exterior más predecible. En nuestra opinión, se pueden descartar, en gran medida, los aumentos significativos de impuestos que habrían formado parte del conjunto de políticas de la "Ola Azul". De esta manera, la posibilidad de una sorpresa al alza en el estímulo fiscal podría impulsar aún más la actividad, ya que el control del Senado está aún por decidir.

 

Desde UBS, creemos que el entorno del ciclo inicial sigue siendo positivo para la renta variable mundial y la rentabilidad táctica superior de los segmentos cíclicos del mercado. El impacto más claro del resultado de las elecciones para el mercado es que se ha establecido el escenario para la debilidad del dólar y la rentabilidad superior de los activos de los mercados emergentes. Se prevé que la mayor parte del descuento por proteccionismo incorporado en los activos extranjeros se desvanezca y, una moderación en las perspectivas de estímulo fiscal probablemente reduzca las probabilidades de un aumento descontrolado de las rentabilidades reales que podría impulsar el dólar.

 

Las divisas de los mercados emergentes se cotizan a valoraciones atractivas y tienen uno de los mayores potenciales de revalorización del conjunto de comercio procíclico. Creemos que las acciones de los mercados emergentes están preparadas para beneficiarse de esta apreciación de la moneda, mientras que las tendencias positivas del comercio mundial, así como las importaciones de manufacturas chinas y el crecimiento del crédito apoyan una rentabilidad superior continuada.

 

Los activos financieros han reaccionado positivamente a la resolución de las elecciones. La volatilidad implícita aumentó en todas las clases de activos antes del evento; en cambio, disminuyó tras el día de las elecciones. En nuestra opinión, los inversores han extrapolado correctamente que el resultado es claro y cualquier intento de impugnar la elección no será digno de consideración ni alterará el resultado actual en varios estados.