Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 27 de noviembre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Martes, 26 de mayo de 2020 09:08

China reducirá el coste de los préstamos para emprendedores para "apoyar el desarrollo de la economía real"

J.J. Fdez- Figares (Link Securities) | En una sesión que esperábamos fuera de transición, con los mercados de Londres y Nueva York cerrados por la celebración de sendas festividades locales, los principales índices bursátiles europeos, yendo de menos a más durante la jornada, acabaron el día con fuertes alzas. Detrás de este comportamiento estuvo el optimismo con el que, por ahora, parece que los inversores están acogiendo las medidas de desescalada que están adoptando los distintos países, que les invita a pensar que la recuperación económica está en marcha.

 

Ayer la publicación de los índices de clima empresarial alemanes del mes de mayo, los que elabora la consultora IFO, ayudaron mucho en este sentido, sobre todo por el hecho de que el subíndice de expectativas -mide las expectativas de negocio de las empresas para los próximos seis meses- experimentó una sólida recuperación en el mes. Si bien es cierto que la opinión de las compañías sobre el estado actual de la economía y sus negocios sigue siendo muy negativa, también lo es que la mayoría de ellas esperan que mejore en los próximos meses. Cabe señalar, no obstante, que, como siempre ocurre cuando la City y Wall Street están cerradas, los volúmenes de contratación fueron muy reducidos, lo que siempre resta credibilidad a los movimientos de las bolsas en un sentido u otro.

 

A nivel sectorial no se puede afirmar que hubo un comportamiento específico, con sectores tanto de corte cíclico, como el de materiales o el del automóvil, o de corte más defensivo, como el de las utilidades, destacando por su buen comportamiento, mientras que otros como el de distribución minorista o el de las materias primas minerales, ambos cíclicos, o el de telecomunicaciones, más defensivo, quedando algo más rezagados. Lo que sí se pudo observar en el comportamiento de muchos inversores fue nuevamente el miedo a quedarse fuera del rally, lo que se conoce como FOMO (fear of missing out), miedo que es un “arma de doble filo”, ya que puede llevar a algunos inversores a precipitarse en sus decisiones.

 

Hoy en principio esperamos que, cuando abran las bolsas europeas, continúe el buen tono de ayer. Así, tanto el buen comportamiento que han mantenido esta madrugada las principales bolsas asiáticas como el hecho de que los futuros de los principales índices estadounidenses vengan al alza, entendemos que facilitarán una apertura claramente alcista de los principales índices europeos, con los valores de corte más cíclico y los tecnológicos a la cabeza. En nuestra opinión el optimismo que se pudo observar ayer en las bolsas europeas se va a ver hoy apuntalado por una serie de nuevos factores: i) según cifras preliminares, durante el largo fin de semana del Día de los Caídos tanto las estadísticas de tráfico como las de ocupación hotelera han mejorado sensiblemente en EEUU en comparación con las de los últimos meses; ii) ayer la biotecnológica estadounidense Novavax anunció que había comenzado el primer estudio en humanos de su vacuna experimental contra el coronavirus; la compañía dijo que espera resultados iniciales en seguridad y respuestas inmunes en julio; iii) el Gobierno de Japón ha anunciado el levantamiento del estado de emergencia en las zonas del país en las que todavía estaba vigente; y iv) el gobernador del Banco Popular de China, Yi Gang, ha prometido en una entrevista reducir el coste de los préstamos para emprendedores y "apoyar el desarrollo de la economía real". Según afirmó, el Banco Popular de China seguirá una política monetaria "más flexible" que estará en línea con los objetivos oficiales anunciados el viernes por el primer ministro, Li Keqiang, de ayudar a las empresas más pequeñas y privadas a sobrevivir la pandemia de coronavirus.

 

Todos estos factores deberían, al menos en el corto plazo, hacer que los inversores se olviden de las cada vez más tirantes relaciones entre EEUU y China, distanciamiento que tienen en la gestión china de la pandemia del coronavirus y en la política del país asiático con relación a la ciudad autónoma de Hong Kong y a Taiwán los principales focos conflictivos.

 

Por lo demás, cabe destacar que hoy se publica una importante batería de datos macro tanto en Europa como en EEUU, de la que destacaríamos los índices de confianza de los consumidores alemanes (del mes de junio) y estadounidenses (del mes de mayo). Como ayer se pudo comprobar con la publicación de los índices IFO, los inversores están más centrados en el futuro de la economía que en su pasado reciente, de ahí la importancia que creemos van a adquirir en las próximas semanas todos los indicadores adelantados de actividad y de consumo que se vayan publicando. En ese sentido, debemos reiterar que para que la recuperación económica sea una realidad va a ser necesario que los consumidores recuperen la confianza y, con ella, sus hábitos de actuación. En este escenario, el potencial desarrollo de un tratamiento eficaz y, sobre todo, de una vacuna contra el coronavirus de origen chino juega un papel principal. Es por ello por lo que cualquier noticia al respecto va a ser “celebrada” por los inversores.