Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 26 de febrero de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Joan Bonet Majó (Banca March) | Han pasado muchos años desde que, en la campaña electoral norteamericana de 1828, los rivales del candidato demócrata, Andrew Jackson, le llamaran “jackass” (asno) y éste, hiciera del insulto, una virtud. En vez de enfadarse, Jackson aprovechó el mote, señalando que el burro era un animal humilde y muy trabajador; incluyó una foto en sus carteles electorales y terminó ganando las elecciones contra John Quincy Adams. Es desde entonces, las primeras elecciones en las que su partido se presentaba, que los demócratas adoptaron al burro como símbolo.

Manuel Moreno Capa (Director de GESTORES) | Por una de esas extrañas casualidades de la Historia, el pasado 12 de diciembre se despejaron a la vez dos de las grandes asignaturas pendientes que arrastraban los mercados durante 2019: Trump daba marcha atrás en sus guerrillas comerciales con China, al mismo tiempo que su alter ego británico Johnson arrasaba en las elecciones generales y lograba impulsar su peculiar versión del Brexit (peor que la negociada por May con Europa), la que convertirá al Reino Unido en un país más pobre, más pequeño y más dependiente de la soberanía de esa Unión Europea que ha sabido hacerle frente con una sola voz.

Benjamin Melman (Edmond de Rothschild) | Los mercados de renta variable han seguido subiendo y los diferenciales de crédito se han estrechado durante el mes de noviembre, a medida que los datos económicos se han ido estabilizaban o incluso ha mejorado ligeramente.