Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 27 de noviembre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Viernes, 30 de octubre de 2020 19:20

El IBEX 35 cierra la sesión en verde (+0,63%), pero pierde un 6,4% en el conjunto de la semana

Fátima Herranz González (Singular Bank ) | En un contexto de elevada volatilidad en EEUU ante la proximidad de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre y el creciente número de casos de contagio diarios de Covid-19, que ha alcanzado un nuevo máximo situándose en torno a 90.000, los principales mercados de renta variable de Wall Street registran retrocesos superiores a un 1,5% al cierre de la sesión bursátil europea. Una tendencia que contrasta con las variaciones de cotización menos significativas en las principales bolsas de la Eurozona, en una sesión marcada por la publicación de los datos de PIB del 3T.

 

Tras confirmarse ayer el significativo repunte del PIB de EEUU en el 3T (+7,4% intertrimestral y +33,1% en términos anualizados), hoy se ha conocido la evolución de las principales economías europeas, que en términos generales ha superado las expectativas del consenso del mercado. En concreto, tras el mayor desplome histórico de la actual serie histórica desde 1995 sufrido en el trimestre anterior, el PIB de la Eurozona repuntó un 12,7% intertrimestral en el 3T. Sin embargo, en términos interanuales su producción se situó un 4,3% por debajo de sus niveles del mismo periodo del año anterior. Entre sus principales países miembros, la mayor contracción se registró en España (-8,7% interanual), seguida de Portugal (-5,8%). En contraste, Alemania, Francia e Italia registraron caídas más moderadas de en torno a un 4,5% interanual.

 

Si bien esta evolución mejor de la esperada ha impulsado ligeramente el sentimiento del mercado en la Eurozona, se mantiene la incertidumbre sobre el impacto de la situación epidemiológica en el último trimestre del año. Ante el deterioro de las perspectivas económicas, ayer la presidenta del BCE, Christine Lagarde, anticipó tras la reunión del Consejo de Gobierno que en diciembre se adoptarán las medidas de estímulo necesarias para apoyar la recuperación.

 

En EEUU, la publicación de las ganancias de las grandes compañías tecnológicas en el 3T no ha logrado revertir el sentimiento negativo del mercado, en una jornada en la que se ha observado un significativo repunte de la volatilidad. En concreto, en la penúltima sesión antes de las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo martes, el VIX del S&P 500 repunta un 2,85% hasta 38,7 puntos a cierre de la sesión bursátil europea.

 

En este contexto, las bolsas de la Eurozona han mostrado un tono mixto, destacando el retroceso del DAX 30 alemán (-0,36%) frente a los avances del resto de principales bolsas, si bien éstos no han superado el 0,7%. En concreto, el CAC 40 francés se ha revalorizado un 0,54% y el IBEX 35 español un 0,63%. Fuera de la zona monetaria, el Footsie 100 británico ha perdido un 0,08%.

 

En España, tras registrar ayer el IBEX 35 su menor nivel desde finales de marzo, en la jornada de hoy ha revertido su tendencia bajista de las cuatro sesiones anteriores cerrando con un ligero avance de un 0,63% hasta 6.452 puntos. Sin embargo, en la última semana ha acumulado una pérdida de capitalización de un 6,4%. Su evolución de hoy, en una sesión de menos a más, se ha apoyado principalmente en los significativos avances de Viscofan (+7,31%), IAG (+5,59%) y BBVA (+5,26%), este último tras anunciar un significativo incremento de sus beneficios entre junio y septiembre. En contraste, en terreno negativo han destacado las caídas de Bankia (-1,08%) y Ferrovial (-2,57%), cuyas pérdidas aumentaron significativamente en el 3T principalmente ante el descenso del tráfico por carretera y en el aeropuerto londinense de Heathrow.

 

En EEUU, entre sus principales índices bursátiles predomina el rojo a cierre de la sesión europea, revirtiendo los ligeros avances registrados en la jornada de ayer. En concreto, el S&P 500 cae un 1,49%, mientras que las pérdidas del Nasdaq superan el 2,5%, retrocediendo por debajo de los 11.000 puntos. 

 

Renta fija

 

Jornada con predominio de las ventas en los principales mercados de deuda soberana europeos, tras registrar significativas caídas de TIRes en la última semana en un contexto de elevada incertidumbre sobre el impacto económico de la pandemia en el último trimestre del año. En concreto ayer, tras la reunión del Consejo de Gobierno del BCE de octubre en la que se anticiparon nuevos estímulos monetarios a partir de diciembre, las caídas de yield en los países del sur de Europa superaron los 4,5 pb.

 

En la sesión de hoy, los inversores han tendido a reducir la exposición a los valores de renta fija soberana de la Eurozona, especialmente en la parte larga de la curva. La única excepción se ha situado en Grecia, cuyo bono a 10 años ha experimentado una caída de rentabilidad de 1,7 pb hasta un 0,906%, continuando con su tendencia a la baja de ayer. En contraste, el rendimiento del bono italiano a 10 años ha repuntado 3,4 pb hasta un 0,757% y el del bono alemán a 10 años 1,2 pb hasta un -0,628%. Por su parte, la yield del bono español a 10 años ha mostrado un aumento más moderado de 0,2 pb, situándose en un 0,132%.

 

En Reino Unido, la TIR de su bono a 10 años ha aumentado 4,0 pb hasta un 0,259%.

 

Por otro lado, la rentabilidad del bono estadounidense a 10 años repunta por segunda jornada consecutiva, situándose en un 0,855% a cierre de la sesión europea (+3,2 pb), en un escenario marcado por la proximidad de las elecciones presidenciales y el repunte de los casos diarios de contagio de Covid-19 hasta un nuevo máximo de en torno a 90.000 casos.

 

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

 

Tercera jornada consecutiva a la baja en el mercado de petróleo ante la elevada incertidumbre sobre la evolución de la demanda de crudo en los próximos meses, que se verá lastrada por las nuevas medidas de restricción de la movilidad de la población adoptadas por los gobiernos europeos para frenar los rebrotes de Covid-19, y por el significativo incremento de los casos diarios de contagio en EEUU. En este contexto, el repunte del PIB del 3T en las principales economías de la Eurozona, por encima de las expectativas del consenso del mercado, no ha servido para frenar las ventas en el mercado.

 

Asimismo, los inversores se mantienen pendientes del resultado de las elecciones presidenciales de EEUU que se celebrarán el próximo martes, así como de las decisiones que se puedan adoptar en la próxima reunión de la OPEP a finales de noviembre con el fin de evitar un exceso de oferta. En este sentido, la reanudación de la producción de crudo en Libia presiona a la baja los precios. Paralelamente, la Agencia de Información de la Energía estadounidense publicó ayer que los inventarios de petróleo de EEUU aumentaron en 4,32 millones de barriles en la última semana, revirtiendo la tendencia a la baja de las últimas dos semanas.

 

En este escenario, a cierre de la sesión bursátil europea, el precio del petróleo Brent cae hasta 37,64 dólares por barril (-1,62%) y el del WTI (de referencia en EEUU) hasta 35,37 dólares por barril (-2,21%).

 

Por otro lado, el oro, en su condición de activo refugio, se revaloriza un 0,58% hasta 1.878 dólares por onza, tras registrar ayer su menor nivel en el último mes.

 

En el mercado de divisas, el dólar continúa con su senda de apreciación frente al euro, situándose el cruce eurodólar en 1,164 dólares por euro (-0,26%), al mismo tiempo que la cotización del Dollar Index se mantiene prácticamente estable en torno a 94,0 puntos.