Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 15 de agosto de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Jueves, 30 de julio de 2020 08:30

Powell confirma el total compromiso de la Fed con el apoyo de la economía estadounidense

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | En una nueva sesión de consolidación, y ya llevamos varias seguidas, los índices de los principales mercados de valores europeos cerraron de forma mixta, pero sin grandes variaciones.

Muchos inversores se mantuvieron al margen del mercado, a la espera de conocer qué hacía y decía la Reserva Federal (Fed), que ayer terminaba la reunión de dos días de su Comité de Mercado Abierto (FOMC), lo que se dejó notar en los volúmenes de contratación, que fueron reducidos. A falta de otras referencia de calado, los inversores se centraron en el análisis de los resultados trimestrales que presentaron las compañías, en los que hubo un poco de todo, siendo una constante el hecho de que los gestores de las cotizadas siguen sin querer “mojarse” con relación al devenir de los resultados de sus empresas en lo que resta de año, como consecuencia de la falta de visibilidad actual, visibilidad que se está empañando cada vez más por los rebrotes del virus que ahora se están produciendo en Europa y en Asia.

 

En cuanto a Wall Street, señalar que la sesión en este mercado fue de menos a más, terminando el día con un nuevo rally de los valores tecnológicos, lo que permitió a los principales índices de este mercado cerrar muy cerca de sus niveles más altos del día. En ello tuvo mucho que ver el hecho de que la intervención de los principales ejecutivos de Alphabet, Apple, Amazon y Facebook ante un comité del Congreso, intervención que temían mucho los inversores por las reiteradas acusaciones que venían lanzando los congresistas a estas cuatro empresas por prácticas monopolísticas y abuso de poder quedó prácticamente en nada, con los políticos intentando lucirse en sus preguntas pero sin clarificar nada sobre un potencial nuevo marco regulatorio. Los inversores creemos que ven tras ello muy poco factible que, al menos en el corto plazo, los legisladores puedan ponerse de acuerdo para intentar evitar lo que algunos consideran prácticas anticompetitivas, opinión que en muchos casos está por demostrar.

 

Pero lo que realmente impulsó al alza a las bolsas estadounidense ayer fue el discurso del presidente de la Fed, tras finalizar la mencionada reunión del FOMC, en el que vino a confirmar que el banco central estadounidense sigue totalmente comprometido en el apoyo de la economía estadounidense y que utilizará todas sus herramientas de las que dispone y por el tiempo que sea necesario para asegurarse que la recuperación sea lo más fuerte posible y para limitar el daño que la crisis sanitaria está haciendo a la economía del país. Un discurso que, no por no esperado, tuvo un efecto positivo en los inversores, que siguen pensando que es muy difícil “luchar contra los bancos centrales”, más aún cuando éstos muestran este nivel de compromiso.

 

El buen tono con el que cerró Wall Street ayer creemos que permitirá hoy a las bolsas europeas abrir al alza, en una sesión que será intensiva tanto a nivel macro, con una agenda muy interesante, como a nivel empresarial, con una batería interminable de compañías dando a conocer sus cifras trimestrales tanto en Wall Street, donde lo hacen cuatro componentes de los FAANG, precisamente aquellos que cuyos directivos intervinieron ayer ante el congreso estadounidense, como en las distintas plazas europeas.

 

Centrándonos en la agenda macro, destacaríamos la publicación tanto en Alemania como en Estados Unidos de las primeras estimaciones de los PIB del 2T2020, variables que se espera hayan experimentado descensos históricos tanto en términos intertrimestrales como en tasas interanuales. Si bien estas cifras son ya “pasado” para los mercados, creemos que es importante comprobar cuánto se han contraído estas dos grandes economías como consecuencia de la crisis sanitaria, ya que éste es el punto de partida desde donde debe empezar el proceso de recuperación. Es por ello por lo que cualquier sorpresa “positiva” al respecto será bien acogida por los inversores.