Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 22 de octubre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Jueves, 06 de septiembre de 2018 08:00

Las bolsas europeas se desmarcan de EEUU y juegan en terreno muy peligroso

M&G Valores | La incipiente recuperación de las bolsas europeas en el mes de julio se ha frustrado en agosto con una nueva recaída a la zona de mínimos anuales. Y ello pese a que la Bolsa norteamericana ha acelerado la subida conquistando nuevos máximos históricos.

 

Estamos de nuevo ante una situación de bastante incertidumbre con los índices europeos a duras penas aguantando en niveles de soporte críticos mientras los índices americanos empiezan a presentar niveles de sobrecompra elevados. Esto implica el riesgo de que una corrección en Estados Unidos empuje a Europa a romper sus soportes planteando la duda de si el proceso alcista iniciado en 2016 ha fracasado.

 

 

Desde un punto de vista chartista los niveles de soporte que han formado los índices europeos en los últimos meses son muy importantes. Son niveles que se han tocado en varias ocasiones a lo largo del último año, representan niveles de retroceso de la subida previa razonables para una corrección, y en muchos casos coinciden con directrices alcistas del movimiento que se inició en 2009-2011 según los casos. Es decir, la ruptura de estos niveles estaría poniendo en duda la continuidad del ciclo alcista primario que coincide con el ciclo de crecimiento económico, lo que nos plantearía la duda de si estamos adentrándonos en una nueva fase bajista importante acompañada de un deterioro significativo de la economía. Desde luego no es el escenario que venimos considerando más probable y a día de hoy no creemos que vaya a suceder pero sin duda sería aconsejable una estrategia más defensiva en el caso de que esos soportes cedieran. 

 

 

Del análisis de los valores se desprende que de momento el deterioro de las últimas semanas no es generalizado si no que se ha centrado especialmente en unos pocos valores, particularmente los grandes valores con exposición a Latinoamérica. Esto sería una señal positiva en el sentido de que el mercado no está descontando un deterioro global de la economía sino un riesgo concreto que puede contagiarse al ámbito de los emergentes pero no a la economía global.

 

Es difícil tener un diagnóstico claro de la debilidad de las Bolsas europeas. La desaceleración de la economía es un hecho pero tampoco apunta a una nueva recesión. La guerra comercial o las crisis en algunas divisas emergentes afectan a algunos valores pero no parecen una amenaza a la economía global como la de 2015-16. Luego está la política europea. El tema del brexit es importante sin duda y no se va a resolver hasta finales de este año o principios de 2019. La cuestión de Italia también es una fuente de preocupación aunque de momento no una amenaza directa. En definitiva hay un conjunto de factores que pueden explicar la atonía europea pero que en nuestra opinión no justificarían un nuevo derrumbe sostenido del mercado en los próximos meses.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.