Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 20 de julio de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en Noticias Premium Sábado, 15 de septiembre de 2018 00:00

Tres problemas: desaceleración, presupuestos y exigencias del secesionismo

Joan Tapia (Barcelona) | La desaceleración es un nuevo desafío para el gobierno de Pedro Sánchez, que para sacar los presupuestos necesita un pacto razonable con podemos y un apaño con el independentismo.

 

Quizás por primera vez en muchos meses la observación atenta de la economía compite con la crisis política a la hora de evaluar la situación española. Por dos motivos: uno, hay indicios de desaceleración que conviene no perder de vista, y dos, porque estos síntomas pueden ser –junto a la difícil negociación presupuestaria– una prueba clave de la viabilidad del nuevo gobierno de Pedro Sánchez.

 

Los datos están ahí. En agosto el número de parados se incrementó en 203.000, la cifra más alta de los últimos años. Conviene no dramatizar por el final de muchos empleos temporales en el sector turístico, pero… al mismo tiempo en julio el número de turistas cayó un 5%. En los siete primeros meses el número de turistas ha seguido creciendo algo (47,1 millones, frente a 46,9 millones el año pasado), pero el saldo a fin de año puede ser diferente. Sea como sea, el boom de los últimos años se ha topado con su techo lo que en un sector que es el 11% del PIB no puede dejar de tener consecuencias.

 

El juicio de los autores del índice mundial PMI sobre el sector servicios español en agosto tampoco debe ser ignorado: “El sector servicios español parece estar asentándose en una fase de crecimiento más débil en el tercer trimestre (…) La tendencia de los nuevos pedidos es algo preocupante ya que el crecimiento se ha ralentizado por quinto mes consecutivo (…) Estos signos de debilidad de la demanda han lastrado la confianza de las empresas de servicios (…) En una nota más positiva, el sector se mantiene cómodamente dentro del territorio expansivo (el índice sigue por encima de la línea divisoria del 50) y el mercado laboral muestra firmeza”.

 

PUEDE LEER EL ARTÍCULO COMPLETO ACCEDIENDO A LA ZONA PREMIUM 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.