Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 24 de agosto de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Miércoles, 06 de febrero de 2019 08:30

Expectativas de crecimiento de beneficios: más altas para Europa (+8,4%) que para EEUU (+5,8%)

Santander | La publicación de resultados acaba de arrancar para las compañías europeas, aunque las estadounidenses ya están a mitad del proceso. En los 9M18, las compañías europeas han conseguido incrementar sus ventas un 2% y el beneficio neto un 6%, a pesar del efecto negativo de un euro fuerte, la depreciación de las divisas de los mercados emergentes y un comportamiento débil de los beneficios de los bancos europeos. De momento, los beneficios del 4T18 de las compañías europeas no han cumplido las expectativas, aunque el porcentaje de compañías que ya han publicado resultados es reducido, por lo que parece difícil sacar conclusiones todavía.

 

 

 

En EEUU, por su parte, prácticamente la mitad de las compañías han publicado ya resultados. La desaceleración de las ventas y del crecimiento de los beneficios en el 4T18 es innegable, con un incremento del 6,1% y 13,4%, respectivamente. Estos datos contrastan con un crecimiento acumulado de las ventas y de los beneficios del 8,6% y 24,3%, respectivamente, en los primeros 9 meses de 2018. Las expectativas de los analistas para 2019 apuntan a que el crecimiento seguiría en progresiva desaceleración conforme avanza el año como resultado del impacto del final de la reforma fiscal, la desaceleración de las economías doméstica y mundial y cierto impacto de las subidas de tipos de interés por parte de la Reserva Federal. Sin embargo, esta desaceleración ha sido muy anticipada por el consenso de mercado, como refleja el hecho de que el 74% de las compañías han registrado mejores resultados que las previsiones en el 4T18, en línea con la media de los dos últimos años.

 

 

De momento, los resultados del 4T18 de las compañías del S&P500 pueden interpretarse como positivos. No solo son positivos los datos generales, sino también el desglose por sectores. Más de la mitad de los sectores registró un crecimiento de los beneficios por encima del 10% en el 4T18, con un incremento muy significativo de los beneficios en el sector del petróleo y el gas como resultado de los muy bajos niveles de beneficios de los últimos años debido a los bajos precios del petróleo y la notable recuperación de estos a lo largo de 2018. Sin embargo, en este sentido, 2019 planteará un desafío para el sector ya que las cifras comparables de 2018 son mucho más elevadas. Industrial, Sanidad y Servicios de consumo son los tres sectores que más han sorprendido en términos de beneficios en lo que llevamos de publicación de resultados del 4T18.

 

 

A pesar de la solidez de los resultados del 4T18 del sector empresarial estadounidense, los analistas de mercado han revisado a la baja sus estimaciones de beneficios en casi un 4% para 2019E y un 2,6% para 2020E desde principios de septiembre. Por tanto, el crecimiento de los beneficios para 2019E que era del 10% en septiembre se ha reducido ahora al 5,8%. Sin embargo, el mercado ha anticipado ampliamente este movimiento con una caída del 7% desde principios de septiembre (incluso tras una notable recuperación del 15% desde los niveles bajos registrados a finales de diciembre de 2018). La caída de casi un 20% en el 4T18 del S&P500 parecía anticipar una recesión económica y de los beneficios que no parece coherente con los datos finales de economía real y los resultados publicados por las compañías estadounidenses.

 

 

Las expectativas para el crecimiento de los beneficios de las compañías europeas han mostrado mayor resiliencia que las de sus comparables estadounidenses en los últimos cuatro meses, pero el comportamiento de los mercados europeos ha sido idéntico. Sin embargo, por primera vez en más de dos años, las expectativas de crecimiento de los beneficios para este año han sido más altas para las compañías europeas (+8,4%) que para las estadounidenses (+5,8%). En el caso de las europeas, el impacto de factores extraordinarios –como los chalecos amarillos en Francia o las complicaciones en el sector del automóvil en el 4T18–, sumado a factores mundiales que han reducido la visibilidad y la confianza empresarial –guerra comercial Europa/China-Estados Unidos, Brexit–, ha afectado a la demanda de las compañías, lo que, a su vez, ha llevado a un debilitamiento de las economías europeas y una desaceleración de los beneficios empresariales.

 

Sin embargo, 2019 podría terminar mostrando el reflejo contrario de lo que en 2018 fue de bien a mal. Para asistir a una mejora progresiva de los beneficios y las expectativas de beneficios, necesitamos que algunos de esos factores extraordinarios desaparezcan y, al mismo tiempo, que disminuya la incertidumbre en asuntos mundiales. Esto tendría un impacto positivo en la confianza, lo que podría traducirse en una tendencia más positiva de los beneficios.

 

 

En nuestra opinión, la evolución de los beneficios y las estimaciones en el 1S19E será decisiva no solo para valorar si la desaceleración de los beneficios empresariales se materializa, sino también para evaluar si se han terminado las revisiones a la baja de los beneficios. Por tanto, será clave seguir de cerca la estabilización de las expectativas de beneficios. En segundo lugar, en el 1S19, el mercado querrá comprobar que el crecimiento de los beneficios europeos es más resistente que el de los beneficios estadounidenses. Por último, cualquier mejora de los acontecimientos mundiales mencionados –guerra comercial, Brexit– debería favorecer una estrategia de toma de riesgo por parte de los inversores que habría de beneficiar a los mercados de beta más elevada, como el mercado europeo y los mercados periféricos dentro de Europa.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.