Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 26 de octubre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Lunes, 20 de mayo de 2019 00:00

EEUU: en todo caso, más empleo

Pablo Pardo (Washington) | ¿Quién podría pedir más? En abril, el empleo no agrícola en Estados Unidos se expandió en 263.000 puestos de trabajo, o sea, entre un 38% y un 45% más que la horquilla esperada por el mercado. De esos 263.000 empleos, el 89,73% correspondió al sector privado.

 

 

 

Así, la tasa de paro cayó dos décimas, hasta el 3,6%, un nivel que no se alcanzaba desde hacía 49 años y 5 meses, es decir, desde octubre de 1969. Encima, la retribución por hora trabajada, que es el principal elemento que toma en consideración Wall Street, creció un 0,2%, o sea, una décima menos que lo que preveían los analistas. En tasa interanual, la cifra queda en el 3,2%, igual que en marzo.  

 

 

 

Esos datos parecen indicar que el mercado laboral de Estados Unidos con Donald Trump es la plasmación práctica del “cielo en la Tierra” marxista. Desde luego, para quien estas cifras son divinas es para Donald Trump. El propio presidente lo dejó claro el día en que salieron las cifras de desempleo: “Voy a hacer campaña con la economía”. En realidad, Trump lleva haciendo campaña desde que fue elegido, hasta el punto de que su comité para la reelección en 2020 se creó en enero de 2017, cuando había pasado menos de una semana desde que había jurado el cargo. Pero ahora tiene una narrativa clara en ese sentido.

 

Así lo cree Mark Zandi, el director de Moody’s Economics, quer fue uno de los principales asesores económicos de la campaña de John McCain en 2008  y, también, uno de los mayores críticos del actual presidente. Zandi ha trazado 12 escenarios macroeconómicos para 2020. En los 12 gana Trump.

 

También republicano, pero en su caso partidario de Trump, es Donald Luskin, el director de TrendMacrolytics, que ya en 2016 predijo la victoria de Trump. En aquella ocasión, Trump ganó con 306 votos electorales, contra 232 de Hillary Clinton. Ahora, Luskin le da algo menos: 294 votos. Aun así, es una cifra que sitúa al presidente por encima de los 269 necesarios para ganar, aunque por la mínima. La estimación de Luskin se sitúa en línea con las que manejan los demócratas en privado: Trump perderá Pennsylvania y Wisconsin, pero mantendrá Florida, Ohio y, tal vez, Michigan.

 

PUEDE LEER EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA ZONA PREMIUM 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.