Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 24 de octubre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Jueves, 23 de mayo de 2019 00:00

Parlamento Europeo: la fragmentada coalición pro-europea se enfrenta a una oposición populista reforzada

Alvise Lennkh (Scope Ratings) | Las elecciones al Parlamento Europeo de esta semana mostrarán si los partidos antisistema y euroescépticos han ganado fuerza a expensas de los partidos proeuropeos tradicionales, lo que podría tener importantes implicaciones para el funcionamiento de la UE en los próximos años.

 

Scope Ratings espera que surja un parlamento fragmentado. Según las últimas encuestas, se espera que los dos partidos más grandes –el Partido Popular Europeo de centro-derecha y los Socialistas de centro-izquierda– obtengan menos del 50% de los votos entre ellos por primera vez desde que el Parlamento fue elegido directamente en 1979, lo que refleja una tendencia presente en varios procesos electorales nacionales de Europa.

 

"Los partidos tradicionales pro-europeos deberían tener todavía suficientes escaños para formar una coalición mayoritaria y seguir impulsando la agenda de integración de la UE", dice Alvise Lennkh, analista de Scope.

 

"El principal riesgo es que los partidos antisistema y euroescépticos se hagan con el control del Parlamento y que aumenten su capacidad potencial para introducir incertidumbre en la elaboración de las políticas de la UE mediante la formación de alianzas tácticas. Estas alianzas podrían influir, por ejemplo, en el nombramiento de altos funcionarios, como el presidente del Consejo Europeo, el presidente del BCE y el presidente de la Comisión Europea", ha declarado Lennkh. Dependiendo de su capacidad para trabajar como un bloque cohesionado, también podrían acabar presidiendo una serie de comisiones parlamentarias cuya composición debe reflejar la composición del Parlamento en general.

 

Las encuestas actuales sugieren que los partidos que se oponen al sistema podrían conseguir alrededor del 25% de los escaños. Si ganaran un tercio de los escaños y luego trabajaran juntos en bloque –lo que no manejamos como escenario base desde Scope– podrían bloquear los nombramientos individuales para la Comisión Europea (CE), aunque no para el Colegio de Comisarios propiamente dicho. La elección o el rechazo del Colegio por el Parlamento requiere una mayoría de votos.

 

"La influencia euroescéptica y antisistema en la composición de las próximas comisiones parlamentarias y de la CE podría tener implicaciones de gran alcance para la imagen internacional de la UE, los asuntos exteriores, la política de inmigración y el comercio, así como para las prioridades del próximo presupuesto de la UE", afirma Lennkh.

 

"Un factor relacionado es el desafío que los partidos pro-europeos podrían tener para trabajar juntos y llegar a un compromiso contando con una mayoría más estrecha dividida entre múltiples grupos".

 

Scope espera que los líderes de los principales partidos de la UE tengan que incorporar a otros socios, como el grupo liberal ALDE (Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa) o los Verdes europeos, que probablemente se beneficiarán de la pérdida de apoyo a los socialistas europeos en medio de la aparente alienación de los votantes de los partidos tradicionales en Alemania, Francia, España e Italia.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.