Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 20 de septiembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Lunes, 08 de julio de 2019 08:00

¿Realmente ha terminado la crisis?

Miguel Navascués | Vemos multitud de signos de que la opinión pública da por terminada la crisis. Uno de esos signos es la caída en bancarrota de Podemos, pero hay muchos más. ¿Pero se ha acabado? Yo lo dudo. Estamos en una secuela post crisis, que arrastra todavía muchos signos de incertidumbre. Sí, los bajos tipos de interés y una política fiscal keynesiana (aunque no se llame así) han evitado caer en un 29, pero quedan muchas, muchas secuelas.

 

La política citada ha restablecido una normalidad de las variables macro –PIB, paro, inflación...– y eso es muy bueno. No sabe la gente lo cerca que estuvimos de caer en una depresión/deflación como la del 29. Afortunadamente los americanos aprendieron algo de aquella catástrofe –entre otras cosas, que llevó a la guerra– y no le hicieron ascos a emitir dinero, y permitir un déficit público que hizo que allá la recuperación empezara en 2009. Aquí en Europa se retrasó hasta finales de 2012. Alemania sufrió menos daños porque la política del BCE hasta entonces se ajustaba perfectamente al diktat de Alemania, vía Bundesbank. Los países de fuera del círculo alemán, como España, sufrieron más. Pero en 2012 (sí, con el gobierno de Rajoy) empezó la recuperación. Hubo acciones y omisiones de las instituciones de la UE repugnantes, empezando con el BCE de la época de Trichet, al que habría que colocar delicadamente en un potro salvaje. No digo de tortura porque eso no se lo deseo a nadie. Llegó un momento en que la que o Merkel o Sarkozy quitaban y nombraban primeros ministros como Pedro por su casa. Lo hicieron en Grecia y en Italia. Les salió el tiro por la culata, visto el resultado final.

 

Lo peor de la crisis es que la propia política que ayudó a salir generó deudas más altas que nunca en el mundo entero, empezando por China, país al que empiezan a descuadrarse los números. Y China es demasiado grande como para no generar reacciones negativas en el mundo.

 

Este es el resumen de lo que dice el FMI con los últimos datos ampliados:

 

La deuda global ha alcanzado un máximo histórico de $ 184 billones en términos nominales, el equivalente al 225 por ciento del PIB en 2017. En promedio, la deuda mundial ahora supera los $ 86,000 en términos per capita, lo que es más de 2½ veces el ingreso promedio per capita...

 

PUEDE LEER EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA ZONA PREMIUM 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.