Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 22 de agosto de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Miércoles, 17 de julio de 2019 00:00

La Bolsa anticipa que la desaceleración económica no va a ir a mayores

M&G Valores | Dentro del conjunto de la economía la parte industrial o más relacionada con la actividad empresarial tiene un comportamiento más volátil y por tanto más sensible a los procesos de aceleración/desaceleración de la economía.

 

 

A su vez los índices bursátiles parecen también ser sensibles a esta volatilidad por lo que el análisis de ambos nos puede ayudar a intentar detectar giros intermedios del mercado que si nos fijamos en el conjunto de la economía pasan más desapercibidos. En los últimos años, por ejemplo, hemos pasado dos fases de desaceleración (2015/16 y 2018) que no se han notado demasiado en el PIB, pero sí en indicadores como la producción industrial. A la vista del gráfico podríamos asumir la hipótesis tentativa de que el punto más intenso de la reciente desaceleración se produjo en diciembre, coincidiendo con el mínimo de la Bolsa. Desde entonces el rebote del Eurostoxx ha sido intenso, pero el de la producción industrial no tanto. En particular, Alemania todavía está en fase de contracción compensando la mejoría de otros países con el telón de fondo del impacto de la guerra comercial.

 

 

La misma situación se aprecia en los PMI europeos. Tras la intensa desaceleración de 2018 parecen haberse estabilizado últimamente en niveles todavía bajos. La Bolsa europea estaría anticipando con su rebote una recuperación que todavía no se aprecia con claridad en los indicadores económicos lo que nos mantiene en fase de incertidumbre. La cuestión se ha complicado por el hecho de que la economía norteamericana ha entrado también en los últimos meses en una cierta desaceleración. Estamos por tanto en un momento clave para los mercados. En las próximas semanas/meses podría producirse una ruptura alcista clara que estaría anticipando la continuidad de la fase expansiva de la economía en los próximos 2-3 años o, por el contrario, un giro a la baja de las bolsas que sería señal de que el debilitamiento de la economía va a continuar situándonos ante un riesgo creciente de recesión.

 

Los índices bursátiles parecen anticipar que la desaceleración económica no va a ir a mayores, pero sería necesaria una clara ruptura de los niveles de resistencia ante los que se encuentran para confirmarlo. En recesiones anteriores el mercado empezó a caer con claridad meses antes de iniciarse, de momento.

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.