Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 14 de diciembre de 2019

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Martes, 13 de agosto de 2019 00:00

Las medidas de los bancos centrales podrían no ser suficientes para impulsar los beneficios corporativos

Unigestión | Este año, 16 bancos centrales recortaron 23 veces sus tipos de interés para un total acumulado de 1.060 puntos básicos. Por supuesto, los datos macroeconómicos, con la excepción de la inflación, no han atraído mucho la atención, y la mayoría de los inversores creen que las instituciones monetarias revivirán con éxito la economía, como vimos en otros momentos del pasado.

 

 

Así, el cambio de posicionamiento de la Fed ha sido el principal impulsor del rendimiento de los activos y el aumento continuo de las valoraciones ha obligado a los inversores, incluso a los más reacios, a asumir más riesgos.

 

Los Nowcasters de Unigestión, indicadores macroeconómicos patentados, prevén para Estados Unidos movimientos similares al período 1995-1998: niveles de crecimiento decentes con una inflación más baja, pero un telón de fondo menos favorable esta vez. A finales de la década de 1990, los mercados emergentes se vieron afectados por una profunda crisis monetaria, mientras que los países desarrollados estaban en una posición mucho mejor que la actual.

 

Si bien se espera que el entorno macroeconómico actual nos conduzca a un crecimiento moderado de los ingresos de las compañías cotizadas, estos expertos prevén que los márgenes se mantengan bajo “la presión del crecimiento salarial, la interrupción de la cadena de suministro, el aumento de los costes de los insumos y la desaceleración”, debido a los efectos de la guerra comercial. La temporada de resultados seguirá siendo “crucial” para los mercados y, aunque los bancos centrales están comenzando a flexibilizar su política monetaria para impulsar sus economías, dudan que eso sea “suficiente” para asegurar previsiones de “crecimiento de los beneficios corporativos a doble dígito para 2020 y 2021”.

 

Con todo, la probabilidad de recesión sigue siendo baja hasta la fecha, mientras que el riesgo de tener sorpresas negativas con la inflación “ha aumentado”, destacan desde Unigestion. Como resultado, los bancos centrales tendrán suficiente flexibilidad para inyectar aún más efectivo en el sistema. Los problemas de valoración invitarían a “reducir la exposición global a favor de las estrategias de carry”. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.