Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 29 de marzo de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en GESTORES Lunes, 16 de diciembre de 2019 00:00

¿Afecta el resultado de las elecciones generales británicas a los mercados internacionales?

Paras Anand (Fidelity) | Los inversores deberían estar muy atentos a lo que podría presagiar el resultado electoral para la fortaleza del dólar, el cambio de prioridades en favor del gasto público y las señales discrepantes en las perspectivas de inflación.

 

 

Implicaciones globales

 

Lo que en una primera impresión ha sido una noche triunfal para Boris Johnson podría describirse también como un acontecimiento histórico para el futuro no solo del Reino Unido, sino también de Europa. No obstante, ¿cuáles son las implicaciones reales de una mayoría absoluta del Partido Conservador para los mercados internacionales en 2020 y años posteriores? En mi opinión, los inversores deberían centrarse en tres áreas.

 

En primer lugar, como sugiere la fuerte subida de la libra, podríamos estar ante otra señal de que el largo periodo de fortaleza relativa del dólar en los mercados de divisas está tocando a su fin. La incertidumbre en torno al Brexit se ha traducido sobre todo en un largo periodo de debilidad de la libra, pero el billete verde también ha contado con el apoyo de una política monetaria más restrictiva en Estados Unidos y una mayor fortaleza subyacente de la economía frente al resto del mundo. El empeoramiento de los datos económicos durante los últimos meses y las inciertas perspectivas políticas han puesto presión sobre la Fed para que la entidad mantenga condiciones monetarias expansivas. Este hecho supone un apoyo para la economía, pero también para la bolsa, cuya evolución Donald Trump parece tomarse como un plebiscito sobre su presidencia. El dólar también nos parece que está caro por valoración. Si realmente estamos en un momento crítico dentro de la prolongada fortaleza relativa del dólar, se derivarán importantes consecuencias para los mercados internacionales y muy especialmente para los países emergentes. Aunque los mercados internacionales se han comportado bien durante los últimos años aupados por la fortaleza de las bolsas estadounidenses, los mercados emergentes han sido más volátiles.

 

En segundo lugar, es probable que, Brexit aparte, la victoria Tory en el Reino Unido haga que se cierre el círculo que se inició con la derrota del Partido Laborista en 2010 a manos de David Cameron, que desarrolló una campaña centrada principalmente en la austeridad. Por el contrario, todos los partidos que han concurrido a estas elecciones han hablado de la necesidad de elevar el gasto público en áreas como la sanidad. Johnson, en concreto, tiene un historial de fomento de la inversión en grandes proyectos de infraestructuras. Este hecho está en consonancia con una tendencia internacional que esperamos que continúe durante los próximos meses: los gobiernos que recurren a la política presupuestaria en lugar de la monetaria para sostener el crecimiento económico. De hecho, durante la semana pasada hemos asistido al anuncio de un nuevo y significativo programa de gasto en Japón. Aunque estas campañas están claramente dirigidas a apoyar el crecimiento interno, es importante que los inversores consideren el efecto acumulado de estos golpes de timón en la estrategia económica.

 

En tercer lugar, los dos puntos anteriores (y posiblemente el propio proceso del Brexit) podrían representar un cambio en las perspectivas de inflación. Hemos visto cómo varios indicadores de inflación subían durante el último año, pero cuando echamos un vistazo a los mercados de renta fija en todo el mundo, se podría decir que a los precios actuales se está asignando una probabilidad muy baja a una aceleración de la inflación. A la vista de las “falsas alarmas” sobre repuntes de la inflación durante los últimos años, probablemente los bancos centrales se posicionen por detrás de la curva, lo que podría provocar que la inflación se dispare a medio plazo, en claro contraste con el consenso.

 

A primera vista, el resultado de las elecciones anticipadas en el Reino Unido debería tener escasas repercusiones para los mercados internacionales, pero abordándolo desde el contexto de lo que podrían terminar siendo unos puntos de inflexión más significativos en la política económica y el liderazgo del mercado, los inversores harían bien en estar muy atentos. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.