Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 08 de abril de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Domingo, 16 de febrero de 2020 00:00

Coronavirus vs Mercados: Una batalla que de momento ganan los segundos...

Alphavalue | La desconexión entre los mercados financieros occidentales que persiguen nuevos máximos diarios y el flujo de noticias preocupantes sobre el nCoV llevarían a la conclusión de que este virus está destinado a permanecer en una especie de tubo de ensayo sólo para chinos.

 

Esto sería un logro para una población de 1.400 millones (que representan el 19% de la población mundial y con gusto por viajar) contribuyendo alrededor del 16% para el PIB del planeta y algo más para su fabricación actual de manufacturas. Esta conclusión ya se ha expuesto anteriormente.

 

La conciliación entre las valoraciones positivas y negativas actuales se logra fácilmente asumiendo que lo que se pierde hoy lo más probable es que se recupere en los próximos trimestres y que tenga poco valor cuando se combina con los beneficios cortesía del cheaper mone y de los bancos centrales dispuestos a ayudar a los inversores. El problema es "recuperar los perdido en los próximos trimestres". Que un bolso de Louis Vuitton encuentre un comprador en los próximos trimestres es una apuesta casi segura. Pero, ¿qué pasa con ese camión cisterna de LNG (gas natural licuado) atrapado con una carga que no se utilizará mientras la economía de China no esté a pleno rendimiento? Hacerse cargo de esto en Europa o en EE.UU. tirará por tierra los precios del bien en cuestión como lo haría con cualquier commodit y para la cual la demanda ha caído de buenas a primeras. Si esa supuesta carga de LNG es de ROYAL DUTCH SHELL (comprar, objetivo 2.550 p), el balance de este grupo es presumiblemente lo suficientemente fuerte como para soportar el coste del transporte afectado. Si está en otras manos más débiles, los mercados de deuda high yield pueden comenzar haberse afectados. Y luego, el efecto dominó es bien conocido: mercados de deuda ilíquidos, compromisos comprometidos, posiciones a corto, ETF que magnifican el desorden de salida, etc.

 

Este mismo razonamiento puede aplicarse a las empresas consideradas como seguras, como el sector aeroespacial y su extraordinaria cartera de pedidos. Claramente, algo de esto tendrá que recortarse, ya que unas aerolíneas más débiles en Asia, en el mejor de los casos, sobrevivirán como “zombis” . Eso no tiene por qué suceder, pero, ¿qué saben los mercados de renta variable occidentales que no sepamos nosotros? A nivel micro, la dependencia de todas las industrias de las entregas de China es clave e iremos descubriendo a lo largo de los días la magnitud de su interrupción por el coronavirus, aunque es poco probable que tenga un alto precio. Por ejemplo, ningún economista macro consideraría descontar el coste de una crisis de salud en el mundo occidental, en caso de que los componentes clave de los medicamentos sean escasos, ya que dichos componentes son fabricados en China.

 

Tampoco un economista contemplaría el coste político del desarrollo de un problema de este tipo, y mucho menos que los hospitales se vean desbordados por un virus que decidió saltar su frontera china. La actitud despreocupada de los mercados financieros puede cambiar si se rompe la confianza en las autoridades chinas, situación que está empezando al cambiar el método para contabilizar los casos de coronavirus y el número de víctimas se ha disparado. Estamos ante un momento clave.

 

La convicción de nuestros analistas es que contar con el “easier money” como salvador del mercado no es suficiente para permanecer expuesto a los activos de riesgo

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.