Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 10 de julio de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Lunes, 01 de junio de 2020 00:00

El Covid-19 inducirá inevitablemente a reexaminar la solidez de los sistemas nacionales de salud

Julius Baer | Damien NG, director de Next Generation de Julius Baer, señala que la pandemia evidencia la debilidad de los sistemas de salud. Sin embargo, esto debe servir como una llamada de atención para que “todos se preparen mejor para el impacto adverso de futuras amenazas infecciosas”.

 

Por lo tanto, es en este contexto que el Covid-19 inducirá inevitablemente a las autoridades y organizaciones de salud a “reexaminar la solidez de su sistema nacional de salud”. En pocas palabras, el alcance del brote acelerará la transformación digital de la atención médica para mejorar la atención al paciente debido a la creciente demanda de una mayor adopción digitalización en el sector, lo que debería “liberar capacidades en clínicas y hospitales”.

 

Para el experto, un ejemplo radica en el campo de la telemedicina. Específicamente, la consulta médica online se convirtió en un servicio de asesoramiento esencial entre los consumidores chinos durante el brote. La creciente adopción de la digitalización en el sector sanitario está en línea con el resultado revelado por el Philips Future Health Index de 2019. Según la encuesta, el 94% de los profesionales sanitarios chinos utilizan actualmente cualquier herramientas digitales o aplicaciones móviles relacionadas con la salud, en comparación con el 85% en Arabia Saudí, el 76% en Estados Unidos y el 48% en Sudáfrica. Tanto China como Arabia Saudí están a la vanguardia de la adopción del uso de nuevas tecnologías para rastrear datos a través de apps móviles para solventar la escasez de personal médico en sus países.

 

Además de la atención médica online, las compañías biotecnológicas y las instituciones de salud pública en Estados Unidos, Europa y China están luchando por desarrollar tratamientos para contrarrestar las consecuencias globales de la enfermedad. En particular, cada vez se enfocan más en el código genético del Covid-19 para mapear la propagación del virus y sus mutaciones, gracias al uso de inteligencia artificial y la disminución de los costes de la secuenciación del genoma. Dentro de los tratamientos potenciales se incluyen medicamentos antivirales, vacunas, terapias con plasma sanguíneo, tecnología CRISPR o pruebas de diagnóstico.

 

Aunque la pandemia ha cogido por sorpresa a muchos gobiernos e instituciones sanitarias, la crisis seguramente ha puesto de manifiesto la importancia de la investigación genómica. ¿A qué se debe? Según el experto de Julius Baer, a pesar de la intensa cobertura mediática que recibe el Covid-19, los profesionales médicos también están luchando silenciosamente “contra otras enfermedades mortales”. Por ejemplo, en 2019 hubo 19 millones de personas que contrajeron cáncer en todo el planeta. De ese total, 10 millones fallecieron. Es decir, unos números de mayor dimensión que los reflejados por el coronavirus.

 

En otras palabras, el análisis de la investigación contra el Covid-19 podría allanar el camino para un mayor estudio sobre las terapias basadas en la genética para combatir las amenazas a la salud presentes y futuras. Esto no solo ayudará al mundo a lidiar con la actual infección, sino que también podría anunciar una era de tratamientos para otras enfermedades como el cáncer, el Alzheimer, la diabetes, dependiendo de la composición del ADN del paciente. En general, la pandemia debería fomentar “una transformación a largo plazo de la industria sanitaria, haciéndola más resistente y más eficiente para la humanidad”. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.