Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 27 de octubre de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Martes, 28 de octubre de 2014 01:00

Los nuevos NPLs dañarían un 22,7% el beneficio de la banca española vs el 186% de la italiana

CdM | Los bancos europeos tendrán que provisionar 47.500 M € adicionales para compensar su saldo moroso, que asciende a 136.000 M€ en total, según datos del test de estrés del BCE. Este esfuerzo afectaría de forma negativa, y desigual, al beneficio neto actualizado del sector. El impacto en las entidades españolas sería del 22,69% frente al 22,3% de las francesas, el 49,47% de las alemanas, y el dramático 186,31% de las italianas.

Los resultados definitivos de las pruebas de resistencia se cobraron este lunes, sorprendentemente, una jornada bursátil a la baja. Según los analistas de Bankinter, una segunda lectura del informe del BCE arrojando “unas cifras preocupantes sobre los volúmenes de partidas de dudoso cobro”, explicarían tal reacción. Aunque el importe de recapitalización de las entidades financieras como consecuencia del test de estrés del BCE será limitado (en torno a 9.000 millones de euros), el sector tendrá que afrontar provisiones extraordinarias por importe de 47.500 millones de euros brutos (33.800 millones netos de impuestos) tras el “AQR” (revisión de balances).

 

Este esfuerzo en provisiones se debe a la homogeneización de criterios en el reconocimiento de la morosidad y en la aplicación de criterios de riesgo más conservadores (mayor expectativa de pérdidas) así como a la identificación y reclasificación de saldos crediticios como dudosos por parte del BCE y que asciende a 136.000 millones de euros en total.

 

Según las estimaciones de Bankinter, el esfuerzo bruto en provisiones representa el 0,20% de los APR ́s (activos ponderador por riesgo) de los bancos analizados (en torno al 87% del sistema financiero), siendo los principales bancos cotizados griegos (2,17% de los APR ́s) y los bancos italianos (0,40% de los APR ́s) las entidades que mayores esfuerzos tendrán que realizar (en términos relativos). Asimismo, los expertos estiman que el esfuerzo en provisiones, tendrá un impacto negativo en las cuentas de resultados de las entidades financieras cotizadas difícil de compensar mediante resultados extraordinarios (ventas de cartera) y/o por resultados por operaciones financieras (ROF ́s).

 

 

 

Como se observa en el gráfico superior, el beneficio neto actualizado del total de la banca española, se vería afectado en un 22,69%, una cifra equivalente a las estimaciones del 22,3% para Francia, pero que significa la mitad de las pérdidas previstas para el sector financiero alemán, que alcanzarían el 49,47%. Sin embargo, el esfuerzo en provisiones de los bancos italianos sería el más dramático con un impacto en el beneficio del 186,31%.

 

 Las entidades más perjudicadas después de los bancos griegos e italianos serían Commerzbank, Liberbank y Popular.  

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.