Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 14 de agosto de 2020

Pulse en el valor para ver ratios >

Publicado en CONSENSO Lunes, 04 de mayo de 2020 00:00

Los bancos centrales se preparan para nuevas acciones a medida que las perspectivas económicas se oscurecen

Fidelity | El Banco Central Europeo ha mantenido los tipos estables, absteniéndose además de aplicar una flexibilización cuantitativa adicional, pero ha lanzado nuevas medidas para reforzar la liquidez en el sistema bancario de la zona euro. El anuncio del BCE se ha producido en medio de datos económicos sombríos que muestran que la zona euro se ha contraído extraordinariamente en el primer trimestre.

 

En un comunicado, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, ha dicho que la zona euro se enfrenta a una contracción económica de una magnitud y velocidad sin precedentes en tiempos de paz, y que el BCE está "totalmente preparado" para aumentar el tamaño de su programa de compra de emergencia pandémica de 750 mil millones de euros que lanzó hace unas semanas, así como para "ajustar su composición, tanto como sea necesario y durante el tiempo que sea necesario”.

 

Los datos preliminares de Eurostat han mostrado que el PIB de la eurozona disminuyó un 3,8% en el primer trimestre en comparación con el trimestre anterior, la mayor caída desde que comenzó la serie en 1995, y más pronunciada que la observada durante la gran crisis financiera de 2008.

 

La Fed reitera su promesa de "lo que sea necesario”

 

Aunque la Fed no anunció ningún cambio de política en su reunión de este jueves, el presidente Jerome Powell dijo que estaba preparado para actuar "con fuerza, proactividad y agresividad" si fuera necesario. La Fed tendrá que hacer más en las próximas semanas, ya que más de 3,8 millones de estadounidenses han solicitado los beneficios de desempleo la semana pasada, lo que sitúa el total de las últimas seis semanas en 30 millones. Aunque el número ha disminuido en comparación con los 4,4 millones de la semana anterior, las cifras subrayan el impacto devastador de la pandemia en la economía estadounidense.

 

De hecho Powell señaló que, probablemente, tanto la Reserva Federal como el Tesoro tendrán que incrementar su apoyo para garantizar una recuperación sólida, dada la gran cantidad de riesgos a los que se enfrentará la economía cuando pase la crisis. Entre estos riesgos, Powell enfatizó la incertidumbre relacionada con el virus en sí, la posibilidad de dañar la capacidad productiva a través del desempleo a largo plazo y las insolvencias comerciales, así como la recesión global que puede afectar al desempeño económico de EE.UU.

 

Dada la extrema incertidumbre que pesa sobre las perspectivas, que dependen en gran medida de la trayectoria del virus, creemos que es probable que cualquier recuperación sea lenta y desigual. Y con las medidas de distanciamiento social potencialmente vigentes por otros 12-18 meses, la Fed deberá tomar más medidas en las próximas semanas, incluido el aumento potencial del tamaño de algunas ayudas, cambiar sus términos y posiblemente crear otros nuevos para proporcionar asistencia a sectores específicos como la vivienda.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.